DESDE LA FUENTE DE MIRLENA

0
418

BAUTIZO EN EL OCASO

BAJÉ LA MIRADA Y DEJÉ QUE ME BAUTIZARA EL OCASO, LOS RAYOS DEL SOL DEL PONIENTE, NO DEJABAN VER EL ROSTRO DE AQUEL QUE SE ASOMA, MÁS SE DEJÓ SENTIR CON SUS BRAZOS DE ORO INCONMENSURABLES.

ME BAÑÉ DE ALEGRÍA, Y SE LIMPIÓ LA INTELIGENCIA, DESAPARECIENDO LOS GRELOS DEL CANSANCIO Y ¡DE PRONTO! COMO LA SANGRE VERDE Y ARBÓREA, SUBIÓ LA SAVIA DE LA VIDA POR MIS ARTERIAS, PARALIZADAS POR EL DESÁNIMO.

UNA ALEGRÍA VIVIFICANTE, TRAJO DE NUEVO LA ILUSIÓN, PARA GENERAR EN MÍ NUEVAS SENSACIONES Y DESEOS DE PURIFICACIÓN, PARA DESNUDAR RAPIDAMENTE EL CÁLIZ DEL ESTÍMULO Y DEJAR FLUIR EL IDEAL QUE SE TORNA MOVIMIENTO. AYER  ME BAUTIZÓ EL OCASO. 

LA FUENTE DE MIRLENA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here