EL GALLO NO HA DEJADO DE CANTAR NI UN SOLO DÍA

0
336

El gallo no ha dejado de cantar ni un solo día

Todo pensar y obrar que no esté en el sentido de la Ley Absoluta del universo, de la Igualdad, Libertad, Unidad, Hermandad y Justicia, forma la carga del alma. Sus cargas son para el ser humano causas que más tarde desencadenarán en efectos en base a la ley de siembra y cosecha. Todo queda registrado tanto en el macrocosmos material como en el macrocosmos de sustancia sutil, es decir todas las formas de comportamiento contra los reinos de la naturaleza y el abuso a la Tierra.

Por comportamientos que han ido contra la vida, por aprobar e instigar guerras, por explotar la Tierra para apoderarse de sus recursos lo que hace que los ricos se vuelven cada vez más ricos y la pobreza y el hambre aumenten, se crean complejos energéticos negativos. También los ladrones, los asesinos, los criminales e instigadores de guerras que no han reconocido su culpa y por tanto tampoco han pedido perdón, casi siempre regresan a la Tierra en una nueva encarnación con el ansia de obrar nuevamente en ese mismo sentido. Pero sin el perdón ni la reparación, las causas permanecen activas en el alma de quien las creó.

También vuelven a encarnar una y otra vez las almas que hicieron grandes promesas a Dios y no las cumplieron. Este mundo sería mucho mejor si estas personas hubiesen permanecido fieles a Dios y hubiesen vivido Su mensaje, enseñándolo a otras personas de buena voluntad. Si así fuese en este mundo no cantaría el gallo tantas veces al día.

José Vicente Cobo (45277997j)

Basado en el programa: “La reencarnación” que se emite por Sophia TV América

FOTOS 061www.radio-santec.com

Compartir
Artículo anteriorEL DESARME NUCLEAR
Artículo siguienteCARTEL FIESTAS SAN ANDRES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here