LOS DEPORTISTAS…por ANA SÁEZ RAMÍREZ

0
195

Los deportistas también deberían cuidar su espiritualidad

Todo deportista debería poner especial atención en el llamado tercer centro de consciencia que toda persona puede localizar en su propio cuerpo, (los budistas lo llamarían el tercer chakra), nosotros lo llamamos centro de consciencia de la sabiduría. Este centro de consciencia es al mismo tiempo el campo energético de la acción, pues principalmente a través de este centro se alimenta la musculatura con fuerzas espirituales. También las venas, tendones y nervios reciben fuerzas etéreas a través de este tercer campo energético. El tercer centro de consciencia se encuentra en la región lumbar, y abarca la columna vertebral con la médula espinal y el ámbito del vientre con el estómago, intestino delgado, hígado, bazo y páncreas.

Como ya se ha dicho, al tercer centro de consciencia, desde el punto de vista divino-espiritual, se le llama el centro de la sabiduría. Sin este campo energético-espiritual el hombre no sería completamente flexible en su constitución ósea y en su sistema muscular. El principio divino de la Sabiduría es una corriente sagrada que genera y permite el caminar erguido y esbelto del ser humano. La sabiduría divina es al mismo tiempo la acción, esto ya lo reconocemos al conocer aquellos órganos activos que este centro de consciencia alimenta con las fuerzas etéreas sagradas, como es el estómago, el intestino, los músculos, etc…

Este centro de consciencia también es el origen de lo creativo en el hombre, pues mueve el Espíritu del ser humano. Si por ejemplo la persona está orientada hacia Dios y Le pide indicaciones y conducción, se desarrollarán en especial las corrientes de la sabiduría divina, que no sólo fluyen en el tercer centro de consciencia, sino igualmente en todos los demás centros, como parte de la séptuple corriente etérea. En el Espíritu no existe ninguna separación de la fuerza, ya que tanto en la partícula más pequeña e insignificante como en la gran totalidad está contenido todo. Por eso según las leyes espirítales se dice: «Todo está contenido en todo». Además la fuerza de la sabiduría es estabilizadora y generadora de fuerza, por lo que como se dijo al principio los deportistas deberían esforzarse en que las fuerzas etéreas fluyan siempre libres a través de este ámbito de consciencia.

Ana Sáez Ramirez (45.271.959 R)

De la publicación: «Reconócete y cúrate a ti mismo con la fuerza del Espíritu»

C3Xby6VWQA88Nmewww.editorialgabriele.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here