Yo ya estoy casado…Por Melvin Zamorano

1
166

Han puesto de moda la sologamía. Para mí que están anticuados, pues yo lo hice cuando todavía existía la “ropa de los domingos”, y  te compraban unos zapatos para salir en verano y otros en invierno. Yo me casé conmigo, cuando entendí por qué gustaban mis ojos y cuando supe que era fiel a mi mismo, cosa que siempre encolerizó a mis enemigos. Me di el sí, el día en que defendía a los débiles y me enemistaba con los más fuertes en codicia, fanfarria y jerarquía. En suma, cuando me acaricio, me relajo, me cuido y me doy algún capricho.

Me doy cuenta de que ha sido para siempre, (lo de estar casado conmigo) cuando amo al ser más inusual o me siento feliz con mi yo interior, porque atendiendo a mis limitaciones morales, he hecho lo que he querido. Por  eso cuando reflexiono a diario y al margen de mis “lazos familiares”,  me doy cuenta de que sigo amarrado a mí mismo, pues que quieren que les diga, llego al culmen de la felicidad, ¡estoy encantado de haberme conocido!

1 Comentario

  1. El estar bien consigo mismo, el quererse, es el primer paso para amar, muchas veces nos exigimos demasiado, somos nuestros peores verdugos y Melvin, que sabe mucho, sabe que el que no está bien consigo mismo no puede estar bien con nadie.!Enhorabuena!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here