CRÓNICA DE LAS FIESTAS DE FÁTIMA por DONACIO CEJAS PADRÓN

0
110

CRÓNICAS PRETÉRITAS  DE FRONTERA

Por Donacio Cejas Padrón

 

FIESTA DE FÁTIMA EN LOS MOCANES

 

El pasado domingo día trece  se celebró en Los Mocanes la Fiesta de Fátima, en honor a la sagrada imagen que desde hace algunos años, en una pequeña capillita levantada  a un lado de la plaza del pueblo  preside la misma, y es motivo de devoción de  los vecinos del entrañable  barrio costero de nuestro pueblo de Frontera.

 

Esa imagen, según mis recuerdos fue  obsequiada a la Parroquia de Frontera por una vecina de Belgara,  Doña Carmen Gutiérrez, a su regreso de La Argentina  a donde había emigrado unos años antes con su esposo D. Eulogio Gutiérrez, y sus dos hijos Olga y Eligio,  y parece que en gratitud por haber  podido regresar a su tierra,  quiso hacer ese obsequio a la parroquia. Esto debió haber sucedido por  el año 1,956, y dicha imagen se colocó en uno de los dos nuevos altares levantados a los dos costados del templo,   y allí estuvo unos años, y se celebraba anualmente su fiesta, pero unos años más tarde, esos altares fueron desarmados, y la imagen de Fátima y algunas otras fueron a parar a un almacén parroquial, hasta que  muchos años después surgió la idea de    situar la imagen en la Plaza de Los Mocanes, donde  con gran regocijo de sus vecinos  se le rinde culto. Creo que la eliminación de los dos nuevos altares pudo haberse debido a que  los   mismos no encajaban con el estilo  tradicional y arquitectónico del interior de  la edificación, ello no me consta, pues yo estuve ausente por muchos años, pero me parece que esa es la respuesta que se me dio a mi regreso, y es posible que quien tomó esa  decisión de quitarlos tuviera razón.

 

Los Mocanes antaño estaba en su mayoría habitado por gentes de los pueblos del Norte, Guarazoca, Los Jarales, Erese  y Las Casas del Monte, que tanto en invierno como en verano se mudaban a El Golfo a cultivar sus campos, alimentar sus  ganados,  recolectar los duraznos  de La Frontera, y hacer sus vendimias de la zona. Su vía  natural de comunicación entre las dos zonas de la isla,  era el Risco de Tibataje, un estrecho y peligroso sendero cortado  con gran esfuerzo y sabiduría por anteriores generaciones, que sintieron la necesidad de abrir esa  vía para facilitarles sus desplazamientos.

 

La gente de Los Mocanes, tanto en  invierno  como en verano daban esplendor a las fiestas de Frontera, en invierno participando activamente en La Nochebuena, y La Fiesta de Los Llanillos, y en verano a las tradicionales Fiestas de la época, que todavía se siguen celebrando con gran solemnidad, y  que nos congregan a todos año tras año.

Bastantes de sus vecinos eran  muy alegres y cantadores,  por citar algunos, D.

Sabás, D. Juan Toledo, D. Mauro Mesa, D. Juan Armas, D. Víctor Febles, D. Antonillo Febles etc.

 

Los habitantes de Los Mocanes, Guinea,y Las Puntas subsistieron modestamente en aquellos años después del cuarenta, trabajando en El Complejo Agroindustrial de

Aguanueva, regentado por los hermanos Padrón Villarreal, D. Silvestre, D. Santiago, y últimamente D. Francisco, y que merced al agua de su pozo mitigó la sed de muchos habitantes de nuestro valle y de la isla en general.  Ya le tributamos  hace unos años un sentido homenaje a esta familia, logrando reunir en Tigaday y después en La Casa Herreña de Las Palmas a bastantes  de sus descendientes que mostraron su regocijo por   ambos actos  dedicados a la memoria de su padres, y a la vez tuvieron la alegría de encontrarse con viejos conocidos  y vecinos de los tiempos de  su niñez en El Golfo,  incluso  algunos de ellos  nos manifestaron que nacieron allí.

 

Al paso de los años, y con los nuevos cultivos implantados en El Golfo, este barrio de Los Mocanes ha cobrado gran protagonismo en el evidente progreso habido en El Hierro, y especialmente en Frontera,  coronando su fortuna con  la construcción del Tunel de Los Roquillos  que ha cambiado  totalmente el  panorama de nuestra  pequeña isla. Es paso obligado del tránsito rodado por la nueva vía, a donde se van instalando nuevos comercios de distintos ramos, dándole vida y movimiento a esta parte de Frontera.

 

Su entrañable Plaza de Los Mocanes, sobre todo en las tardes,  es visitada por  un numeroso grupo de vecinos que en amigable tertulia pueblerina dan colorido al entorno y nos hacen recordar otras tertulias que  se formaban en La Cruz de Las Lapas, en La Plaza de Candelaria,  en La Partiñuela de Los Corchos etc.

 

La Asociación de Vecinos de Los Mocanes,  dirigida  por Pepi y un equipo muy integrado y colaborador, son ejemplo de unión y buen hacer, y con mucha frecuencia nos ofrecen  reuniones y comidas familiares donde todos nos sentimos  muy a gusto, y en particular esta Fiesta de Fátima,   marca un   estilo sano y afectuoso de concordia vecinal que sería bueno imitar.

 

Gracias amigos y vecinos de Los Mocanes, y  reciban mi humilde felicitación por todas las cosas buenas que hacen para regocijo de  ustedes y de quienes les acompañamos cuando podemos.

 

Sorpresivamente  al final de La Misa, nuestro Párroco D. Sergio anunció su despedida como párroco de Frontera y Sabinosa tras seis años  de  ministerio sacerdotal,  parece que ha sido destinado a otra   labor   fuera de  nuestro marco  insular, todos nos quedamos  sorprendidos, pero a la vez sabemos que esa vida  al servicio de  La Iglesia implica   necesariamente  el traslado de un sitio a otro de La Diócesis, que Dios le acompañe  en su nuevo destino, y ya forma parte de la historia de nuestro Valle, como tantos sacerdotes que yo he conocido desde 1,950  como el Padre Carlos, primero que conocí hasta ahora. Que  le vaya bien es lo que todos le deseamos.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorDEROGACIÓN REFORMAS.- SENADO
Artículo siguienteDORADA ESPECIAL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here