EL FUTURO Y EL AMOR por MELVIN ZAMORANO

0
139

La estructura familiar, salud mental, coherencia, armonía y coeficiente intelectual de los hombres y mujeres del futuro, se determina por la salud moral y afectiva de los seres humanos.

Agresividad, narcisismos tóxicos, síndromes de todo tipo y ciertas desviaciones a la hora de la normal identificación con los progenitores, vienen marcados  por el amor incondicional de la madre hacia su bebé o la ausencia de éste.

La dedicación  absoluta, es la  base indiscutible de la educación y adaptabilidad al medio familiar y social, siendo esto  la clave más importante.

Al menos un progenitor dedicado en exclusiva.  No dejar que llore un niño desconsolado e indefenso durante horas. El beso y el abrazo no se debe racanear. Todos son pocos, y así se evitarán  los futuros traumatizadores de sus parejas, violentos, irresponsables, casanovas, polípatas del amor, engañadores y fatuos.

Diseñar desde los comienzos del amor personalidades saludables, seres armónicos, capaces, y profundos están en nuestra mano. Así de sencillo.

El progreso del hombre o mujer del mañana, la buena evolución, la ausencia de la maldad,y equilibrio de los seres humanos que pueblan nuestro planeta, dependen del mejor de los amores.

Compartir
Artículo anteriorSENDERISMO EN FAMILIA
Artículo siguienteDEPURADORA DE LA FRONTERA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here