ETIQUETAS por ÁFRICA BARBAS

0
88

Etiquetas.

Siempre me ha parecido que al ser humano le gustan mucho las etiquetas, las clasificaciones, los letreritos, y siempre los coloca y los interpreta con mucha rapidez  y facilidad, la mayoría de las veces, sin pensar. Esto es así, desde siempre, da igual el siglo y da igual al movimiento o corriente  histórica del que presumas. Y aún más, ahora con el auge esquizofrénico de las redes sociales, esto de opinar sin conocimiento, es el último grito.

 

Es tragicómico, cómo algunos se autodefinen como “influencers” porque su pequeño espacio como  “youtubers” (y su audiencia entre los que han cambiado la chabacanería de la tele por la de internet) es utilizado por las grandes marcas para hacer publicidad de sus productos. Y es que, porque seas más soso que el tofu, y más tonto que un calamar de goma, y te grabes compulsivamente, con el afán de dar pena habitualmente, no eres “influencer”.

Tampoco son artistas, los que pintan un lienzo de 1×1 de negro, ni músicos los que cantan canciones de otros, no. Esto que te quede claro.  Y tampoco eres “escritor”, porque te hayan enseñado a leer y a escribir, y te empeñes en tediar hasta a tu perro con frases ñoñas y absurdamente obvias, por mucha soberbia y fatuidad que gastes, y porque por pena y por “manga” te hayan publicado alguna de las basuras que pares cuando vas al baño. Y si te nombras “presidente” de algo, pero le dañas la vista con tus faltas de ortografía a los demás, pues sí, mandar puede que mandes, pero con nula credibilidad.

 

Tampoco eres “político” porque tu corteza cerebral superior y frontal te haya dotado de nacimiento con cierta capacidad para la retórica, no. Porque puede ser que te engañes a ti mismo, y te autoproclames “político”, pero si lo único que haces es especular con planes de empleo, renovar contratos laborales cada mes y medio, robar, vaguear y ridiculizar a los demás y lucrarte con el  presupuesto recaudado al pueblo, pues de “político” no tienes nada, pero de “desalmado”, “listillo” y de “trepa” seguro que tienes bastante.

 

Y para estos que debaten, si son “feministas” o no, y que se han perdido en el blanco y el negro, y en el pene y la vagina,  les aclaro que la vida es mucho más fácil, que más allá de posturas o ideologías,  si abusas y no respetas, si ignoras, si discriminas, si maltratas o disminuyes, ya sea a un hombre, a una mujer a un animal o a una planta, eres despreciable y además  un verdadero “hijo/a de p…”  ya seas hombre o mujer y además, por el camino te voy diciendo, que sobras y mucho.

 

Entiendo, que a estas alturas del texto, amigo lector, ya me habrás tachado de “misántropa”, y puede que al final de la página lo asegures, cuando te confiese que me cabrean los “clasistas”, y los que se creen más listos que los demás, los “maleducados”, los “insensibles” y los “materialistas”… Me incordian los de derechas hasta el infinito, por su argumento de que los pobres también son malas personas y por muchas asquerosidades más, y los de izquierdas porque no he conocido“comunista” que no quiera ser más rico que el peor de los “capitalistas” y los “centristas”, por “vendemotos” . Me molestan los que no votan, o por “vagos” o por “analfabetos”. Y  ya que estamos, te confieso que  me repudren los y las que van de “ espirituales”, los y las  “falsos convencionales”, los “discretitos” y “discretitas”, porque además de aburrir, dan mucho asco.

 

Y no me entiendas mal, que con tanto desahogo y critiqueo, no quiero pecar de “reduccionista”, pero bien es sabido que la naturaleza también es binaria en todas sus formas, y es que o es de noche o es de día, o hay luz u oscuridad y como decía San Agustín, o hay bondad o ausencia de ella.

¿y tú querido amigo lector, llamas o no llamas a las cosas por su nombre?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here