Inicio Blog

BAR CAFETERÍA LA TAGUARITA

0

En el Bar cafetería LA TAGUARITA, encontrarás toda clase de bocadillos, sandwiches, hamburguesas, empanadas, arepas, perros calientes, batidos de fruta, el mejor café Caracas y muchas cosas más, todas ellas con el delicioso sabor de sus productos de la más alta calidad, servido con la amabilidad de su personal.

Teléfono para encargos 637 786 002. El horario es de 8 de la mañana, sin interrupción, hasta las 12 de la noche. Cerrado los miércoles.

Está ubicada en la calle San Salvador, en La Frontera. El Hierro.

ECONEX PARTICIPÓ

0

NOTICIAS ECONEX

ECONEX

0

EL MATORRAL

0

COOPERATIVA DE FRONTERA.- ISLA DE EL HIERRO

La dirección de estos medios, no se hace responsable de las opiniones vertidas en este periódico digital.

0

Fundado en 2016,en memoria de LEONCIO MORALES, UN HOMBRE DIGNO DE RECORDAR.

LOS PESCADORES CANARIOS ATROPELLADOS

0

LOS PESCADORES CANARIOS ATROPELLADOS POR EL GOBIERNO DE ESPAÑA

La pesca artesanal de nuestra patria sigue sufriendo la desidia y el atropello del Gobierno Nacional.

   Según denuncia el secretario de la Cofradia de Pescadores más al sur de España, el gobierno nacional sigue ignorando y dejando en la desidia y el abandono a la pesca artesanal de nuestro país. Así de contundente se manifiesta el Expresidente Regional de las Cofradías de Pescadores Canarios el herreño Fernando Gutiérrez, a fecha de hoy el gobierno nacional ha sido incapaz de repartir el aumento de cuota de atún rojo, conseguido en la última reunión del ICCAT. Esto nos da una idea de la desidia del gobierno con el sector pesquero artesanal de nuestro país. Los históricos de siglos, artesanales del mediterráneo, el estrecho, y canarias reclaman integra esta cuota, para tratar de salvar una parte de esa flota, a quienes se les robaron sus legítimos derechos en tiempos de Martin Fragueiro , como secretario general de pesca y Rodríguez Zapatero como presidente de la nación. Hoy los artesanales piden “JUSTICIA CON MAYÚSCULA” ante el robo que en su momento se ejecutó de manera maquiavélica, para asignárselos a flotas industriales, además “nuevas”, sin históricos, que son los cerqueros del Mediterráneo. Estos “solitos” capturan más del 70/100 de la cuota nacional lo cual no solo es una injusticia sino una autentica y verdadera vergüenza nacional. Todo ello a pesar del artículo 17 del 11 de diciembre del 2013, un reglamento europeo que “obliga” a los estados a repartir las cuotas en justicia con los artesanales, y que en España el Gobierno Nacional se pasa esto por la Puerta de Alcalá.

No al privilegio de las almendrabas industriales.

   Para Fernando Gutiérrez expresidente fundador de la Federación Canaria de Cofradías, lo de las almadrabas de Andalucía es otra gran vergüenza nacional. Bajo la mascarada de pesca artesanal, se utiliza un arte industrial que además concentra una inmensa riqueza en 2 familias, mientras la flota artesanal andaluza, agoniza de hambre, y desaparece, poco a poco en el absoluto abandono. Pero lo más grave es que este arte se disfraza bajo el falso título de “artesanal”, cuando en la actual realidad es un arte kilométrico, un mal ejemplo más de la pesca industrial de atún rojo, que concentra una inmensa riqueza en muy pocas manos. Y lo que es peor, además haberse convertido en una pesca industrial, ha perdido el sentido social de antaño, donde pueblos costeros de Andalucía vivían íntegramente de esta pesquería, hoy esta riqueza recae prácticamente en dos familias, lo cual es una vergüenza nacional, absoluta.

URGENTE,“Reforma Agraria del Mar” 

   Esta es la solicitud que hace el actual secretario de la Cofradia de Pescadores de el Hierro Fernando Gutiérrez, a la administración central, pidiendo justicia real en el reparto de las cuotas de atún de nuestro país. No solo basado en derechos históricos, donde la mayoría eran de barcos artesanales, sino en la justicia social, y un reglamento europeo del 11 de diciembre del 2013, donde queda bien claro la obligación de un reparto más justo con las flotas artesanales que España no solo se salta, sino que además pisotea dicho reglamento.

Vergüenza Nacional, manifiesta

   Para el combativo dirigente pesquero canario, es insólito que después de 4 meses el gobierno de España no tenga claro cómo van repartir cerca de 700   toneladas nuevas de atún rojo que le tocaron a España en la última reunión del ICCAT.

   Reclama Fernando Gutiérrez esta subida íntegramente para los artesanales españoles con históricos de siglos a quienes se les ha robado literalmente sus derechos de pesca, flota artesanal mediterránea, andaluza y canaria. Esto nos da una idea de la desastrosa forma en la que la Secretaria General de Pesca ha manejado y maneja las cuotas pesqueras de este país, miles de   pescadores artesanales agonizan y “mueren”, mientras los industriales se enriquecen de manera vergonzante, con estas injusticias del ministerio.

Desastre Nacional con Canarias

A pesar de la solicitud hecha desde Canarias desde el mes de noviembre para dar comienzo este año desde el 3 de enero la pesca de atún rojo en nuestra región, ante la dramática situación que vive el sector en las islas, a día de hoy, no hay ni siquiera esperanzas, de que comience esta. 

Para el actual secretario de la Cofradia de Pescadores del Hierro, el gobierno nacional no solo “pisotea” los derechos de una flota ejemplar, netamente responsable, sostenible y además escrupulosamente artesanal, un hombre un anzuelo, sino que ignora absolutamente nuestras peticiones, el último ejemplo lo tenemos en el comienzo de la temporada de atún rojo, de este año una verdadera vergüenza.

Si todo esto no da un cambio de verdad hacia una verdadera justicia en el reparto de las cuotas de los túnidos, la pesca artesanal en la España continental y en Canarias, tiene los días contados.

Para Gutiérrez es una vergüenza nacional, que el gobierno de España se esté pensando, como repartir la subida de cuota de atún rojo que tiene este año nuestro país.

Cuando las subidas de estos últimos años han ido casi íntegramente a la pesca industrial, por tanto, esta nueva cuota, sin ninguna duda debe ser para la flota histórica artesanal del Mediterráneo, Andalucía y Canarias

CRÓNICAS PRETÉRITAS «ARTESANOS EN EL HIERRO»

0

                         CRÓNICAS PRETÉRITAS

                         Por Donacio Cejas Padrón

                      LOS ARTESANOS  QUE YO CONOCÍ. 

Hubo un sector de nuestra población, unos vecinos muy recordados, los artesanos en diferentes especialidades, que con su hacer y su saber contribuían de manera muy importante al desarrollo de la vida en  El Hierro,  serían sin duda  herederos de sus padres y abuelos  en el arte de las diversas  habilidades, que procedían claro está de los  que acompañaron a los conquistadores para que, con su trabajo y conocimiento se pudiera ir allanando el camino para organizar una nueva sociedad.

Debieron ser muchos los artesanos que fueron viniendo en los primeros siglos después de la conquista, vendrían maestros pedreros, carpinteros, albañiles, albarderos, talladores de la piedra, hacedores de cestería, agricultores, arrieros, pescadores, cocineros, charcuteros,- nombro a éstos, porque serían los que enseñaron a hacer los chorizos, las morcillas y demás derivados de la carne,-  latoneros, maestros parederos, zapateros, carniceros, que también transmitieron como por medio de la sal podía conservarse y aprovecharse  la carne y ser usada durante algún tiempo, segadores, expertos en los hornos de leña para producir carbón,  maestros queseros, que sabían también cómo se podían conservar los quesos  con el humo y con diversos ungüentos protectores etc, y fueron ésos pioneros de los distintos quehaceres, los que fueron haciéndole la vida más fácil a los venidos de otras tierras, y al mismo tiempo los que a su vez, fueron transmitiendo sus conocimientos a las nuevas generaciones. Serían ellos también los que enseñaron  el cultivo de la viña y la elaboración de vinos y aguardientes, incluso a hacer el arrope, -mermelada a base de mosto de la uva y frutas, muy conocido en mi niñez-  así como  la plantación y el cultivo de las higueras en sus diferentes variedades, y además supieron plantarlas, por alguna razón que ellos ya conocerían, cada variedad en determinados sitios, seguramente en razón de la altura, y también enseñaron la manera de conservar los frutos, secados por medio del sol, y así lograr que duraran muchos meses en buen estado, posiblemente la fruta pasada, higos, tunos y uvas- las llamadas pasas- eran alimentos muy importantes en la dieta de los herreños de muchas generaciones, casi hasta nuestros días, además también su exportación tenía bastante importancia.   Siempre le he prestado muchas atención, a las plantas de mimbreras y cañas, pues de ellas los maestros de la cestería construían los diversos envases  de que era necesario disponer para sus quehaceres diarios, y para la exportación de los frutos secos que ya ellos conocían,  y lo mismo los que de las piteras  transformandolas en fibra- llamada pita- construían las sogas y cordeles tan necesarias para la habilitación de las bestias y su carga para ser transportadas, y me ha producido siempre mucha admiración como ellos sabían que los mimbres había que llevarlos al mar  y sumergirlos varios días en agua salada para después proceder a construir los cestos, serones, canastas, reposas, forros para garrafones etc. También las cañas eran un complemento para la cestería muy importante, los cañales como se conocían  estaban situados a la orillas de los barrancos, y en zonas frescas, recuerdos algunos en La Oliva y también en La Frontera, y en San Andrés cerca de la carretera, también se usaban las cañas para hacer los cañizos que era unos secaderos para el queso. Yo me acuerdo que mi abuelo  Francisco tenía en El Monte varios ejemplares de mimbreras y que un señor de Tigaday, todos los años las podaba y se llevaba los mimbres y se los pagaba con cestos, canastas, serones que él hacía. Se debe recordar, muy especialmente, la utilidad de los serones y barquetas  para el transporte de las uvas en las vendimias, y también en las mudadas, estas últimas, eran muy adecuadas para meter en ellas las gallinas, gatos, y otros enseres de la casa, incluso los niños pequeños.

 Todos los  oficios que aquí he recordado, ejercidos por distintos vecinos del pueblo eran la clave del funcionamiento de la sociedad de acuerdo a los pocos recursos de que se disponía. También recuerdo que en el pie de La Montaña en el camino que va desde Belgara Alta hasta Las Lapas, vivía D. Andrés que era lañador de platos de loza, es como decir  reparador de los `platos que se rompían por alguna razón, les ponía unos ganchos muy bien insertados, y un pegamento adecuado, y los  platos volvían a usarse. Igualmente D. Felix Lima en Belgara Alta, al que llamaban “el latonero” construía lamparitas que con petróleo y una mecha de tela eran usadas en las casas para alumbrarnos, sobre todo en las cocinas, pues habitualmente en las otras partes de la casa se usaba “el quinqué” que tenía el mismo funcionamiento pero a su vez un tubo de cristal que lo protegía del aire y que daba mejor luz, y además producía mucho menos humo. Muy poco recuerdo de la luz de carburo, pero la conocí, aunque ya casi en desuso, y en los casinos se usaba aquellos grandes petromáx, cuyo  combustible  era una  gasolina que entonces llamaban gasolina blanca, y que producían una luz muy intensa, solía haber dos en cada casino.

Muy importante eran también los herreros, que construían las herramientas para el campo, y naturalmente las herraduras para las bestias de carga,  recuerdo a varios de ellos como D. Jose Armas, y su hermano Juan en Los Mocanes, D. Juan Miguel en Belgara, D. Gregorio en Tigaday, en San Andres D. Nicolás Acosta  y también en El Mocanal, un señor llamado Andrés, y que gracias a Dios vive en la actualidad, por cierto que recuerdo que tenía un bonito coche Austin que lo tuvo hasta no hace muchos años, lo veo casi a diario paseando por  la carretera de su pueblo, y algunos más que ya escapan a mi memoria. Entre los albañiles recuerdo a D.Santiago Barbuzano, D. Timoteo Fleitas, D. Benito en Merese, D. Juan Gonzalez en Los Mocanes, D. Floirán, que aunque vivía en Tiñor, bajaba con frecuencia por temporadas a construir obras aquí en El Golfo, recuerdo en particular que le construyó a D. Rafael Armas su charca de La Frontera. También era  albañil D. Valentín Hernandez siempre conocido como “el luchador”, y uno muy recordado al que llabaman “José el del Agua”, pues era muy entendido en la construcción de aljibes, además de que construyó en nuestros pueblos muchas casas, y es posible que haya trabajado en El Pozo de Aguanueva. Recuerdo también a D. Guillermo Padrón, padre de los famosos luchadores Micto, Paco y Ruperto, que era muy solicitado para la construcción de los hornos para el pan, usando como materia prima fundamentalmente Las Esquinas de La Helechera, recuerdo que D. Guillermo tocaba el violín, seguramente de él aprendieron sus hijos el arte de la música

con el cual nos han deleitado por muchos años en nuestras fiestas de pueblo.

  En los primeros años de la década de los cincuenta, llegó aquí unas familia de Tenerife,  Maestro Ignacio, y su hijo Nino que construyeron varias casas del pueblo, creo que la primera la de tío Mauro en Tigaday, vivieron aquí bastantes años, y su hijo Nino se casó aquí y ya no regresó a Tenerife, desafortunadamente murió siendo joven, era el padre de nuestro estimado mecánico Mesa de Merese,  en Los Corchos, el querido Aquilino ya mucho más joven, y que falleció tempranamente. No había muchos carpinteros  en El Golfo, recuerdo a un señor muy  mayor D. Juan, que a su vez tenía varios hijos carpinteros llamados Ventura, Antonio y Juan,  en Sabinosa  D Juan Pérez, en El Hoyo tío Francisco Febles, hermano de mi abuela Catalina, oficio que continuó su hijo Francisco en Guarazoca donde se fue a vivir cuando se casó, murió trágicamente en un accidente  mientras estaba de cacería, su profesión la continuó su hijo Oscar, más o menos de mi edad, y la lamentablemente también murió en  La Costa Norte, mientras pescaba.

En la actualidad contamos con varios artesanos de los mimbres y de la madera, entre ellos D. Pedro Armas de Los Mocanes, siempre conocido como “Pedro el de Juan José,”  y que a su avanzada edad, gracias a Dios muy bien llevada, lo vemos en nuestro mercadillo y en ferias ofreciendo sus cestos, canastas, y envases en general de mimbre y caña, que Dios le conserve su salud. También su hijo Horacio, excelente campeón de la fotografía, es artesano de la madera, me parece recordar que confeccionó para el Sr. Obispo una prenda que él usa en sus actos litúrgicos, y creo que se llama báculo, aunque no estoy seguro si ese es el nombre. Horacio trabaja sobre todo las maderas de moral y sabina, y todos sabemos de sus bellísimas obras.  También trabaja los mimbres el vecino Andrés Chávez de Las Tocas, esposo de mi amiga de la juventud, por cierto buena cantante de canciones mejicanas. Otro vecino igualmente  un verdadero artista de la madera es Juan Fleytas en Merese, gran folklorista y mejor amigo, fundador junto a sus hijos del grupo musical Joapira de gran trayectoria, y que ha llevado el nombre de nuestra isla por muchos escenarios dentro y fuera de las islas, recuerdo su visita a Murcia donde visitaron la empresa Econex para la cual trabajé más de veinte años. En Sabinosa  tenemos a Vicente Padrón, emigrante como yo a Venezuela donde ejerció de taxista, y que a su regreso formó parte de La Cooperativa de Transportes, gran bailarín por muchos años del grupo  de su pueblo, y en la actualidad trabajando también los mimbres, conservo en mi casa una canasta que tuvo a bien obsequiarme, y quiera Dios que  por muchos años siga en su bonita labor.

Posiblemente haya más artesanos, pero realmente éstos son los que yo conozco, y para los cuales tengo mis mejores reconocimientos por su labor de continuidad y promoción de la artesanía herreña.

Un cultivo también de cierta importancia, fueron las tuneras, repartidas por toda la isla, su fruto los tunos eran además de saboreados por los vecinos, usados como alimento casi fundamental para los cochinos que se criaban en todas las casas, y que eran sacrificados cada año por los meses de la entrada del invierno. Lo mismo las almendras,  nueces, y castañas que supieron plantar y cultivar, ubicándolos en los lugares más adecuados para su buen rendimiento. Éstas se usaban para  la elaboración de las morcillas y para  otras delicatesen. 

Zapateros en Frontera conocí a D. Juan Febles, que tenía su zapatería en El Hoyo junto al Ayuntamiento, y que además tenía fonda o pensión para los visitantes y forasteros, la única que conocí en Frontera, allí recalaban los maestros, ambulantes y vendedores,  funcionarios etc. algún extranjero de paso, casi siempre personajes extraños en su vestimenta que hasta miedo nos producían a los niños.  Muchos años después funcionó otra pensión en La Plaza de Candelaria regentada por los queridos amigos, muy recordados Jovita y Antonio, hasta que emigraron a Tenerife y siguió en explotación por algunos  familiares suyos .

Albarderos no conocí sino a D. Miguel en Guarazoca, al cual acudían  de toda la isla los vecinos para que les hicieran lo que se decía los apaños para sus bestias, o para reparar las albardas deterioradas,  a su vez era cartero de El Golfo.  Un sobrino suyo continuó en la profesión, y  creo que ya no existe ninguno en nuestra isla, la verdad es que ya tampoco se usan las bestias  como elementos de transporte. 

Produce admiración contemplar la cantidad de paredes que hay en nuestra isla, fundamentalmente para deslindar las propiedades, y para poder cultivar en pendiente, serían una labor muy sacrificada las construcción de esas paredes por lo accidentado de nuestros terrenos, las hacían incluso en montañas, sencillamente  merecen ser valorados y considerados  esos artesanos que nos precedieron en  tiempos pasados.

Mi manera de ser, moderada y  prudente, y respetuosa, y también por mí ya avanzada edad, me  aconsejan  no  expresar juicios apresurados, y por lo tanto respetar las opiniones de todas las personas, pero a mi si me parece que a veces en nuestra isla se hacen  exaltaciones, seguramente exageradas de los guanches, posiblemente  rodeadas de un sentimiento de  misticismo, no siempre de acuerdo a la realidad…  y por el contrario poco se habla y se estudia  acerca de nuestros primeros habitantes que vinieron después de la conquista, y de quienes descendemos, pues según lo que yo he leído y estudiado,antropológicamente es de ellos de quien tenemos las características humanas.  De todas las maneras mis respetos para todas las opiniones.

Ya he alzado mi humilde voz de protesta, cuando se pretende conservar a ultranza todo lo relacionado con la cultura guanche, lo cual me parece lógico y necesario,  mientras dejamos destruir continuamente las evidencias de la cultura surgida tras la conquista. En mis viajes por La Península Ibérica he visto cómo se  conservan en muchas zonas de España, por ejemplo, los caminos de los romanos y de los árabes, mientras aquí, lastimosamente,  cubrimos con asfalto las piedras hermosas y centenarias  del Camino de Jinama, por  muchos siglos la más importante vía de comunicación en nuestra isla, son esas piedras testigos directos del acontecer de esa vía tan importante, que debieron protegerse y cuidarse, yo contemplo la posibilidad de que algún día, alguien  las rescate para el disfrute de las generaciones del presente. El mismo despiadado trato han tenido viejos lagares, e inmuebles y lugares, qué fueron representativos del patrimonio insular, y que tenemos la obligación de conservar y proteger.

Ojalá esa ilusión algún día se haga realidad, y volvamos a poder   transitar por el camino  de Jinama, al menos en su primer tramo, pisando las piedras centenarias que todos conocimos. 

ANGEL VICTOR TORRES, ENCUENTRO:

0

Este lunes en El Mocanal, Valverde | 13.35 horas

Encuentro de Ángel Víctor Torres con los/as socialistas de El Hierro

Canarias, 29 de enero de 2023.– El secretario regional y presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, estará este lunes 30 de enero en El Hierro, donde celebrará un encuentro con cargos públicos, cargos orgánicos y militantes socialistas de esta isla. Torres acudirá acompañado de la secretaria de Organización, Nira Fierro, el adjunto a esta misma área, Manuel Fumero, y la vicesecretaria general, Rosa Bella Cabrera.

  • El acto tendrá lugar en el Restaurante Mesón del Norte de El Mocanal (calle Barlovento, Valverde), a partir de las 13.35 horas.

ATENCIÓN MEDIOS. Los medios de comunicación presentes podrán tomar declaraciones momentos antes del acto.

NARVAY QUINTERO, HA RECLAMADO:

0

Narvay Quintero reclama la modificación del modelo reparto de las
cuotas de túnidos en Canarias y el aumento de las mismas

El diputado del Grupo Nacionalista Canario, Narvay Quintero, ha reclamado
que el Estado modifique el modelo de reparto de las cuotas de túnidos porque
no tienen en cuenta las especificidades canarias y aunque aumente la
proporción que le corresponde a España en un 10%, “no se podría capturar el
total por el sistema de reparto”.

Por eso, Quintero recordó que tanto Coalición Canaria como AHÍ solicitaron el
incremento se destine “íntegramente” a las flotas artesanales del atún rojo de
España, principalmente la de las Islas, ya que supondría la “salvación de un
subsector castigado por el coronavirus y la inflación”.
Para conseguirlo habría que cambiar las bases con una justificación que
satisficiera a todo el sector pero “se debería priorizar a quienes no han sido
favorecidos por anteriores acuerdos y siempre con el mayor consenso”.
En cualquier caso, Narvay Quintero insistió en que Canarias debería estar
fuera del sistema de cuotas porque la actividad de la flota artesanal es
totalmente sostenible y contribuye al mantenimiento de la especie de túnidos
que pasa por las aguas de las Islas.

Venezuela en el recuerdo…

0

 CRÓNICAS PRETÉRITAS

                                   Por Donacio Cejas Padrón

             VENEZUELA EN EL RECUERDO, EN EL CORAZÓN

Sigo con esmerada atención las noticias de Venezuela, leo  cada día varios de sus periódicos, y como a tantas y tantas personas que  una parte de nuestras vidas transcurrió allí, nos cuesta mucho trabajo entender cuáles han sido las causas para que aquella patria generosa y receptiva de emigrantes de muy diversas procedencias, donde todos cabíamos y donde había acomodo y trabajo para quien quisiera adoptar como suya, una patria nueva, y desarrollar su vida laboral, y  formar su familia al amparo  de las grandes oportunidades que allí se ofrecían, se haya convertido en un país de emigrantes.

Mi experiencia fue enormemente positiva, llegué allí con apenas poco más de veinte años, ya casado, con toda una vida por delante, el destino quiso que en el barco donde viajé a Venezuela, llevara una réplica de la Virgen de Los Reyes, que días después  fue  entronizada en una Iglesia de Caracas, y allí se le celebró su primera fiesta, la cual se sigue celebrando.  Mi sorpresa fue grande cuando el dia de la fiesta, el templo estaba lleno de herreños, casi todos conocidos, ya integrados en la  nueva sociedad, e incluso con  una nueva manera de hablar, a todos los encontré alegres y contentos por  haber

elegido aquella  nueva vida, que seguramente continuaría por muchos años.

Encontré mi primer trabajo muy lejos de Caracas, en la lejana ciudad de San  Félix, y para llegar hasta allí por una larguísima carretera, tras muchas horas de viaje, hube de atravesar los campos petroleros de Monagas, algo nuevo y desconocido para mi, aquellas inmensas sabanas  sembradas  de balancines  que en  su incesante subir y bajar

extraían del subsuelo el petróleo, ese producto casi milagroso que mueve a la humanidad me deslumbraron. Esos campos de Monagas antes de llegar a su división con El Estado Bolívar, pues a ambas entidades federales los separa El Río Orinoco, fueron después convertidos en bosques de pinos, lo que se llamó El Plan Uverito, me tocó transitar  esta zona, años después  en tareas comerciales, llevando material para las empresas que allí estaban destacadas, recuerdo al ingeniero  Dr. Argimiro Maduro director del proyecto que sin duda fue una gran hazaña para la ecología y el medioambiente de Venezuela, creo recordar que se plantaron más de cien millones de árboles. Tuve yo ocasión en mis últimos viajes a Venezuela  y al visitar aquel inmenso bosque de ver los resultados de aquel proyecto tan grandioso que se había concebido unas decenas de años antes. Así era la Venezuela, todo se hacía a lo grande.

Avistar por vez primera El Río Orinoco resultó para mí una de las experiencias que jamás se me ha olvidado, me  parecía imposible  tanta agua dulce en su camino hacia el mar, y posiblemente  y por primera vez comprendí que estaba ante un país diferente, grandioso, dotado por la naturaleza de grandes maravillas, y que  era bueno para un joven como yo, entrar a formar parte de una sociedad tan abundante de recursos naturales,  que prometían riqueza y bienestar a sus pobladores. Tras casi treinta años  viviendo allí, supe también que  por unas u otras razones las cosas no resultaron como yo esperaba, y como tantos y tantos emigrantes decidí regresar al suelo patrio inmortal y milenario,  pues ya desde hacía  bastante tiempo comenzó  a gestarse una filosofía de gobierno muy diferente a la que venía transitando Venezuela, y con la cual había logrado grandes cuotas de felicidad y bienestar.

Al mismo tiempo que los inmigrantes fuimos abandonando el país, una corriente continua de venezolanos de todas las edades ha ido tomando también el camino hacia otras tierras en busca de mejor vida, ya se cuentan por millones los que han abandonado su patria, y al margen de cualquier otra consideración  de tipo social o económico, al menos para mí  lo más triste de ese fenómeno es la pérdida para el país de su material humano, pues en la inmensa mayoría de los casos la situación es irreversible porque la realidad se impone, el tiempo va  condicionando para que los inmigrantes en esos países vayan incorporándose a su tejido social y humano, nacerán niños ya con otra nacionalidad, y en suma  se repetirá la historia de tantos y tantos pueblos trasplantados a otro medio,  pero eso ha venido sucediendo casi siempre por la precariedad y hasta pobreza, de los países de origen,  que no es el caso de Venezuela, un país grande en extensión, muy poco poblado,  con recursos naturales abundantes que le  ha permitido recibir inmigrantes de  diferentes países, y todos cabíamos, nadie sospechaba que por razones políticas más que nada, por fanatismos estériles,  una buena parte de los venezolanos no encontraran el necesario sustento y acomodo social y humano para vivir en paz, seguridad y concordia.

En nuestra isla de El Hierro, de tradición de emigrantes, recibe ahora con bastante complacencia a  inmigrantes procedentes de Cuba, Venezuela, El Perú, etc. que ya   se  van integrando progresivamente a la vida de la isla, sus niños forman parte de la población escolar, sobre todo en El Golfo, donde me cuentan que la matrícula de alumnos en los  diferentes niveles  ronda los quinientos niños, y es lógico pensar que esa es la mejor riqueza de nuestro valle, donde no hay niños no hay progreso posible. Decía hace unos días en televisión un famoso sociólogo español, que la solución a la  España despoblada viene precisamente de la mano de esos inmigrantes latinos, que son éstos los que mejor se adaptan a nuestra forma de vida, hablan nuestra lengua, y muchos de ellos son precisamente descendientes  de aquellas legiones emigrantes españoles de otros  tiempos.  Con frecuencia vemos en Frontera a niños con rasgos latinos  formando parte de equipos de lucha, fútbol y de otros deportes,  asistiendo a misa los domingos y haciendo la primera comunión en nuestra parroquia, y a sus padres  trabajando en nuestras fincas y en otros menesteres, así es como se forman los conglomerados y asientos  humanos.

Yo fui emigrante por casi treinta años en Venezuela, tuve muchos contactos con nuestros embajadores en Caracas, ( conocí a tres)

pues por fortuna para mí, ejercí por un tiempo de vicecónsul honorario de España en aquella zona donde vivía,  y en mis conversaciones con estos diplomáticos, y con los cónsules,  hombres de gran talla humana y profesional, percibía en ellos la pena que les producía cuando visitaban La Hermandad Gallega, El Centro Asturiano, El Hogar Canario, y muchos centros de advocación española, repartidos por todo el país, donde apreciaban el trabajo y la valía de las colonias hispanas, modelo de hombres trabajadores y de familias bien estructuradas,  que  esos hombres y mujeres no hubiesen podido desarrollar sus cualidades en nuestro país España contribuyendo a su enriquecimiento y grandeza, porque ya sabían que su regreso era imposible,  y que quien se beneficiaba de trabajo y  esfuerzo era Venezuela.

En nuestra familia también está ocurriendo igual, mi menor hijo Donacio VI, ejerciendo de arquitecto en Londres, me manifiesta frecuentemente que seguramente allí concluirá su vida laboral, que le hubiese gustado  haberla ejercido en España, pero  no encontró en su momento el puesto adecuado a su profesión y hubo de tomar el camino de la emigración.

Esperemos que nuestros gobernantes a todos los niveles sepan acertar en sus decisiones para que ningún español se vea obligado a la siempre dolorosa emigración.

FOTO DE LA EMBAJADA DE ESPAÑA EN CARACAS JUNTO AL EMBAJADOR DE ESPAÑA Y EL MINISTRO FRAGA CUANDO D. DONACIO CEJAS EJERCÍA COMO VICECÓNSUL HONORARIO DE ESPAÑA EN EL ESTADO BOLÍVAR

APOYO A LA AGRUPACIÓN DE DEFENSA SANITARIA GANADERA

0

 APOYO A LA AGRUPACIÓN DE DEFENSA SANITARIA GANADERA DE EL HIERRO.

Con el objetivo de mejorar la calidad sanitaria, la rentabilidad de las explotaciones ganaderas, mejorando el nivel productivo y sanitario de los animales y sus productos trabaja la Agrupación de defensa sanitaria ganadera de El Hierro.

Ricardo Cabrera como presidente y bajo la supervisión de la veterinaria Olga Varela, esta asociación cuenta con 11 explotaciones de ganado bovino, 44 explotaciones de ganado caprino y ovino con un total de 6900 animales aproximadamente, así como otras explotaciones de ganado porcino y cunícola.

Desde el Cabildo Insular de El Hierro apoyando a esta asociación, le hemos abonado recientemente 6.000 euros para gastos de mejora y funcionamient, intentado qque continúen realizando tareas para la mejora de las condiciones de nuestro ganado y de los productos ganaderos de nuestra isla.

¡MÁTALO! Por Máría Elena Moreno

0

Ella pasaba por detrás de mí, venía de sus paseos desde el fondo de una enorme sala de clase, corpulenta, vestida de colores y la cara muy pintada, no era guapa, pero en su cara se reflejaba la personalidad, la inteligencia y la bonachonería, un poco gordita, tenía hijas estudiando en el mismo colegio donde daba la clase. Poseía la paz interior de esas mujeres a las que la vida le ha sonreído o por lo menos no le ha tratado mal. Y yo mirando soñadora hacia la enorme pizarra, bajaba la cabeza y seguía pintando el modelo de pez dorado de miles de colores en mi hoja de bloc rugoso. ¡De pronto! la sombra de su cuerpo se `proyectó en mi pupitre! -¡Mátalo!- me dijo, en ese momento comprendí que hablaba del dibujo, al cual yo intentaba darle relieves y difuminación, para destacarlo del papel, quería hacerlo real. Le pregunté- ¿a que se refiere al decir mátalo, señorita? Ella me contestó:- tienes que matar el granulado del papel hasta que no se vea-. Ahh le dije yo, ahora mismo lo mato.

Me caía simpática aquella mujer, y yo llegué a mi casa cuando salí del colegio con el verbo mátalo en imperativo, resonando en mi cabeza. Ahora pienso que matar se puede referir a disimular sabores excesivos en recetas de cocina, combinar ropas para que unas intensifiquen el efecto de los colores de otras, evitar estridencias en el atuendo y en mi cara, por ejemplo, matar las ojeras, matar los poros y matar todas las imperfecciones, esta vez no será en el pez, sino en el cutis.

Y hablando de matar, término que equivale a suprimir, he descubierto que ser excesiva mata cosas. Ser excesivamente entregada, amorosa y sutil, conlleva a que te maten poco a poco. Ser desbordadamente entregada te debilita y te quita vitalidad, ser descuidadamente sincera te complica la vida y aleja a las amismtades. ¡Si señorita Raquel!, usted me enseñó a, sin ser asesina, matar muchas cosas, de momento estoy alejando de mí a quien perturba la paz de mi convento que es sin duda mi corazón.

AYER ENTREVISTARON A AMÓS LUTZARDO EN TELEVISIÓN CANARIA

0

Conocí a Amós Lutzardo hace veintiséis años, cuando vine por primera vez a El Hierro. Su emblemático hotelito fue el primer lugar donde pasé mis primeros días. Ahora supongo que su libro de firmas estará lleno de huellas de personajes famosos y de muchos turistas, amén de personas que vienen a El Hierro de forma regular y elijen el IDA INÉS, para quedarse unos días por trabajo u otros motivos. Amós Lutzardo además es Presidente del Centro de Iniciativas Turísticas CIT aquí en la isla, con su sede en Tigaday en el Municipio de La Frontera, de fuerte actividad, pues se han celebrado todo tipo de eventos como Jornadas, conferencias, exposiciones, presentaciones de libros, muy bien organizados todos ellos, donde además se han podido visualizar documentales y fotografías relativas al rescate cultural, en los cuales, hacen su presencia y se reunen profesores y científicos que han rastreado la arqueología de nuestros primeros pobladores y la idiosincrasia que generación tras generación han formado el arquetipo de nuestra cultura.

Estuve una vez en la boda de un familiar y ésta se se celebraba en su restaurante en Santa Cruz de Tenerife en unos lugarares muy transitados por mí en aquella época, era el restaurante AMÓS, que justamente se ubicaba por encima del Club Oliver. Mi familia durante años vivió por esas zonas de la capital, como por ejemplo la calle Santiago Cuadrado, y en la Calle Enrique Wolfson estaba la mejor profesora de piano que tuvo mi hija, Dª Soledad. Al lado vivían los primos de mi madre, y mi hija nació en el Centro Médico Quirúrgico, además de mis visitas al Diario de Avisos y al Quisisana (Escuelas Pías) donde mi hija estuvo durante un curso de bachillerato, etc. Es por eso que al restaurante de Amós acudían toda clase de personas del mundo del deporte, de la medicina, y de los sibaritas que querían degustar la mejor cocina, pues en esas manzanas residenciales, se ejercían actividades de todo tipo, ya que existían alianzas con centros culturales, escuelas de idiomas, recuperación pos-parto, múltiples gimnasios, exquisitas pastelerías, etc. Creo que antes de conocer a Amos en persona yo oía hablar a mis hermanos de su restaurante.

La verdad es que me gusta que una persona que ha sido tan activa y tan trabajadora como lo es Amós, sea foco de atención sobre todo por la obviedad de los beneficios que aporta al turismo de El Hierro, de Canarias y de los extranjeros que siente la llamada de nuestro archipiélago.

En las fotos que se contemplan, está la dedicatoria de puño y letra que le dirigió César Manrique a Amós Lutzardo cuando se inauguró el Mirador de la Peña, y también una foto de la inauguración de su hotel en donde puede verse al alcalde de La Frontera, al de Valverde, al Presidente del Cabildo, al Párroco que puso su bendición, Amós y su esposa y también recoge la instantánea, la imagen de mi querido Leoncio Morales, periodista que acudió a cubrir la información.

Creo que Amós, que tiene como referencia sus cuadernos de firmas, fotos, videos, etc. debería plasmar en un libro sus experiencias y conocimientos sobre las personas relevantes que ha tenido el honor, y por su trabajo, la suerte de conocer, y seguro sería de mucho interés que relatara las anécdotas que se han producido a lo largo de su trayectoria abierta a todo tipo de contactos.

Hizo muy bien la Televisión Canaria en entrevistarlo en el programa de «NUNCA ES TARDE», pues sus múltiples facetas como empresario le llevan a una larga acumulación de experiencias y todas ellas muy enfocadas al turismo. Cada vez que puedo, acudo a sus actos e iniciativas, pues son muy amenos y aportan mucho a la información de la actualidad y cultura de nuestro entorno y sobre todo a sus conexiones con el exterior.

Todo un experto en el reclamo de personas y curiosos, que quieren descubrir o volver de nuevo a maravillarse con la riqueza paisajística y cultural que posee la isla del Meridiano.

DURAZNEROS EN EL GOLFO

0

CRÓNICAS PRETÉRITAS

Por Donacio Cejas Padrón

EL CULTIVO DE LOS DURAZNEROS EN EL GOLFO

Nuestro Valle de El Golfo, siempre fue gran productor de fruta de secano, y en razón de sus zonas de costa, de medianías de altura, y por la característica de su terreno, se daban variedad de ellas, todas de gran calidad y sabor.

En la zona baja, más o menos hasta la altura de la iglesia, la fruta de más producción, era sin duda el durazno, muy especialmente en la zona de La Frontera, donde ofrecía más calidad, en razón de la influencia que ejercía sobre la zona, El Risco de Jinama que en función del recorrido del sol, proyectaba su sombra por la mañana y su altas temperaturas por la tarde sobre esa parte del Valle, pero también se daban muy bien en toda la zona de Tigaday, Los Llanillos, Frontera, El Jaral etc. Hubo siempre distintas variedades de duraznos, todas ellas de gran calidad, aroma, color y sabor, pero con características peculiares cada una, que se diferenciaban perfectamente, las más que abundaban era el blanco palmero, de color blanquecino, algo amarillento cuando alcanzaba el grado de madurez de buen calibre y mucho aroma, creo recordar que era el mas apropiado para la exportación, seguramente le seguía en importancia el melocotón, de color muy amarillo y rojizo, con pulpa muy jugosa y gran vistosidad en razón de sus colores, igualmente muy apropiado para la exportación, también el llamado mirollo abundaba, este se distinguía por sus colores amarillentos y con rameados rojizos en su parte superior, y el llamado negro también era muy solicitado, ésta variedad se lograba haciendo el injerto sobre patrón de almendrero, era el que más calibre alcanzaba, su color era pardo rojizo, y su pulpa roja purpura, seguramente eran los árboles que más estatura alcanzaban y su producción también era muy importante, aunque su sabor era muy distinto al de las otras variedades. Después recordaremos a los mollares, que tenían la propiedad de separar su pulpa de la pipa, eran de gran sabor y olor, pero muy sensibles al tacto, lo que los hacía no apropiados para la exportación, Todas las variedades se producían también por la parte alta llamada del monte, y allí presentaban otras características en razón de su la altura, y especialmente en La Hoya

Grande recuerdo una variedad muy diferente, se trataba de un durazno mollar, de color amarillo y gran calibre que se diferenciaba mucho de los habituales en la parte baja, yo he logrado rescatar de algún viejo duraznero de la finca de mis abuelos en La Hoya Grande, y lo he injertado en Tigaday y tengo la esperanza de lograr su recuperación.

Los duraznos fueron por muchos años elementos muy importantes en la economía de los vecinos de nuestro valle, desde mediados de Mayo hasta mediados de Agosto, todos los jueves y domingos se recolectaban los duraznos y transportados en bestias se llevaban hasta los sitios de empaquetados para ser embarcados a Tenerife y Gran Canaria los lunes y viernes en los barcos correillos, recuerdo varios lugares de empaquetado, empezando por Los Mocanes, la tienda de Goyo Barrera, D. Esteban Espinel, D. Juan González, la tienda de D. Rafael en Las Lapas, Dª María Luisa en La Cruz, y su hermana Dª Nieves en su tienda, en Belgara D. Leonardo, tio Dimas en Belgara Alta, mi pariente Dª Nereida en La Laguna, D. Antonio Casañas y D. Domingo Morales en La Plaza, D. Juan Gutiérrez y D. Zenobio en Tigaday, y D Juan Hernández en Los Llanillos, y D. Vicente Quintero en Sabinosa. La producción semanal durante esos meses de cosecha rondaba los cinco mil kilos, y a veces más, pues había correos que el camión de D. Luis Barrera – El Conmer TF 6,653- daba dos viajes en el día desde El Golfo hasta El Puerto.

Lamentablemente una plaga llamada Ceratitis Capitata, no suficientemente vigilada en su momento, fue extendiéndose a gran velocidad por su alta capacidad para reproducirse, y lo que empezó atacando a las últimas camadas de fruta, fue acentuándose más cada año, y por no haberse combatido a tiempo como era preceptivo hacerlo, prácticamente terminó con el cultivo de los durazneros en El Golfo, y ya hoy esa voraz plaga esta presente en toda nuestra isla y ataca a gran variedad de frutales, duraznos, ciruelas, peras, nísperos, nectarines, naranjas, higos, etc. lamentablemente

no se ha sabido afrontar el problema con eficiencia y constancia,y todos sabemos ya los resultados.

Otra plaga, de más reciente aparición está ya causando estragos tanto en los durazneros como en los almendreros, esta plaga llamada CHUPON NEGRO DE LA MADERA, ataca preferentemente a durazneros y almendreros, es un pequeño pulgón de color negro, que vive sobre la madera de los árboles, prácticamente cubre todo, diríamos el esqueleto de la planta, segregando también una especie de melaza, de color amarilla, que a su vez es transportada a todas las ramas y a otros ejemplares, por los abejones, incluso en el suelo de los árboles se ve una gran mancha aceitosa sobre la tierra que se hace visible con facilidad, gran chupador, que vive en la madera de los árboles y se alimenta chupando la sabia de los troncos y gajos de los mismos, a tal extremo, que termina produciendo su muerte y por consiguiente termina secando todo el árbol. Esta plaga parece que empezó a detectarse en Fuencaliente en La Palma en años pasados, pero recientemente ya la tenemos en la parte de El Pinar, atacando preferentemente a los almendreros, y hace un par de años se ha detectado en El Golfo sobre los durazneros y ya yo he perdido algunos ejemplares por esa plaga. Oportunamente se ha informado a los técnicos, y ellos las dan por conocida, y hacen sus recomendaciones,

pero no se ha divulgado suficientemente, – me parece a mi- la importancia de esa plaga que si no se controla puede también hacer mucho daño en los frutales.

Espero que se tomen las medidas que se consideren necesarias.

MOST POPULAR

HOT NEWS