PERFILES CON MORBO, El Suertudo o suertuda

0
1329

EL SUERTUDO O SUERTUDA. 

No sé ¡por qué misterio! el suertudo/a  nace investido/a de gracia, es guapo/a, es agradable y se gana el cariño de la gente. Como no es un verdadero/a intelectual, pronto aprende a callar, a consultar, a interesarse por todo (no especializándose en nada), pero poniendo todo el interés del mundo en lo que le hace, por lo que cada vez resulta más riquín/a, más entrañable… Pregunta con interés, y todavía luce más tierno/a,  además posee si cabe una humilde apariencia, que le hace cada vez más atractivo/a. Asiente al poderoso y le sonríe con toda la boca, enseñando unos dientes cuidados con fluor. Cada vez resulta más brillante, más querido/a y aceptado/a. 

Todos hubiéramios querido ser o estar en el lugar del suertudo/a, porque sabe aplicar la ley del mínimo esfuerzo y sin embargo todo le luce, le adorna y le prolifera…

Los innumerables dones de Dios, se  plantan a sus pies. Los mejores trabajos, los mejores maestros,  padres y padrinos. Lo mismo se va a la alfombra roja y se trae un «Oscar» que consigue un título nobiliario, y por qué no «un un honoris causa». Sin embargo y para calmar nuestra desazón, ese desconsuelo, esa cara de paria que se nos pone ante el suertudo/a y esa pregunta ingenua que nos hacemos no carente de melancolía, ante nuestra situación de desheredados del mundo, ante semejante dechado envuelto en gloria es: ¿Y por qué no yo?.Pues bien, para todo hay una respuesta hijo mío, me dijo el santo de mi abuelo. -Es mejor que miremos la huella que va dejando…Ahí es cuando vamos a saber, si era de verdad un amado/a de Dios por su pureza de espíritu, o un vulgar Dorian, sí, el del retrato terrorífico-. Busquemos las siete diferencias.-

Melvin Zamorano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here