CARTA A LEONCIO MORALES por ELENA ACOSTA

0
1093

Carta a Leoncio Morales:

Querido Leoncio:

Hace ya tres años de tu muerte y quisiera escribirte el poema más bello del mundo, pero nunca fui la mejor poetisa. No puedo más que dejar simplemente correr mis pensamientos hacia ti, quizás ellos te describan cómo eres recordado cada día.

Tu retrato feliz y satisfecho, rodeado de mis objetos más queridos, me acompaña y te dedico saludos y despedidas cada vez que marcho a luchar por la vida, con tesón y resiliencia, como me enseñaste.

Quiero que sepas que sigo tus consejos a cada hora, a cada instante, y que efectivamente, todo lo que predijiste en su momento, lamentablemente, se ha cumplido.

“Quijote”, fuiste llamado por algún papanatas engreído, más de una vez, pero lejos de lo que los imbéciles pensaban, no te flaqueaba el juicio sino las fuerzas que se pierden cuando el cuerpo no da más para luchar tanto y repetidamente, y con la ayuda tierna y cálida de las manos poderosas e implacables, de aquella a la que llamabas líder, conseguiste realizar tus sueños y llevar acabo hazañas impensables para tu condición y tus medios.

Ya no estás aquí para regalar tu voz, pero allí donde descanses, rodeado de luz y ángeles, sabes que “tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando”, y que todo lo bueno que plantaste continúa creciendo, sobre buenos cimientos.

Gracias por ser un gran maestro, el maestro de la generosidad y la caridad sin prejuicio, del compromiso, de la honradez cálida del corazón y de la profesionalidad.

Quisiera decirte también, en esta misiva que surca el cielo, que tus amigos lo siguen siendo; fieles, sabios y de tanta honra, como los dejaste, aunque ahora algo alicaídos y desanimados, por los gélidos vientos que han ido azotando el alma de la isla, y digámoslo así entre tú y yo, bajito como solíamos hablar, por algún que otro “basura”, como los llamabas, que aún no ha despertado.

Me despido ahora, porque pienso como tú, que no hay tiempo que perder, y que los que te queremos seguimos, aquí en pie, “afilando la espada con la piedra de la adversidad” con la fuerte voluntad de una montaña, para seguir adelante, siempre adelante con bondad.

Elena Acosta.Leoncio-Morales-1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here