TERESA ANTEQUERA: DEL LIBRO: Mucha, mucha vida

0
1308

Permanecer juvenil a pesar delas canas ylas arrugas

 

En la mayoría de los casos los jóvenes desean cuidar su aspecto físico, parecer guapos y atractivos. El rostro joven de las chicas puede aceptar mucha cosmética, mucho color para subrayar los rasgos más atractivos y disimular las líneas menos favorecedoras. La persona joven quiere parecer también graciosa y vestir ropas vistosas y coloridas, en cambio la persona de edad debería tener más en cuenta el aseo de su cuerpo, así como su postura corporal- dice Gabriele la autora de estas líneas. Su rostro que muestra las huellas de la edad no se debería embadurnar con colores, para que así el rostro no se convierta en una máscara. Un cuidado natural, con un toque de frescura cosmética subraya una seguridad en uno mismo que corresponde a la edad.

Un cuerpo aseado y un aspecto discretamente cuidado, sumados a una postura juvenil, dan una impresión atrayente y simpática, sobre todo cuando los pensamientos y la totalidad del comportamiento están conscientemente orientados hacia el interior, en el cumplimiento de lo que Jesús de Nazaret nos dio como reglas para la vida. Quien tiene un ánimo alegre y radiante permanece juvenil, a pesar de las arrugas y de las canas.  Y quien durante toda su vida tuvo interés por aprender y aspiró a valores e ideales más elevados, ha fortalecido su cuerpo desde el interior.

Ni en la juventud ni en la vejez el éxito de los cuidados de belleza depende sólo de cremas y lociones, tampoco de la cirugía estética, sino más bien de los contenidos de la forma de pensar y comportarse, que son los que determinan la irradiación de la persona.

 

 

Teresa Antequera Cerverón Del libro: “Mucha, mucha vida”

www.editorialgabriele.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here