«DE PUNTILLAS» POR MELVIN ZAMORANO

0
900

Vinieron de puntillas, con sus manos cálidas, me amaron de entrada y no tuve que hacerme de rogar, velaron por mis intereses infantiles, me alabaron a escondidas, aumentaron mi autoestima y convirtieron rápidamente su no en un sí.  Me quisieron en el momento oportuno y me dedicaron sus atenciones. Hicieron posibles que sus experiencias contuvieran parte de mi vida, y rozaran mi existir. Permitieron que me  mimetizara con sus alegrías y bellas instantáneas.

Me regalaron la posibilidad de contemplar la belleza de sus rostros y de sus almas. Me abrieron las puertas de su simpatía y me donaron el privilegio de su amistad. Esculpieron directa e indirectamente mi carácter, me forjaron con el tiempo y los sucesivos encuentros, percibiendo la empatía que se creaba hacia mi frágil persona, y me vi reflejado en los espejos de sus pupilas sinceras y sublimes.

Muchas Gracias a todos, mis ángeles de la guarda en la Tierra…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here