HOMENAJE A CAYO ARMAS BENÍTEZ por DONACIO CEJAS PADRÓN

0
1078

CRÓNICAS PRETÉRITAS

 

HOMENAJE A CAYO ARMAS BENÍTEZ

 

La Universidad de La Laguna, y El Consejo  Regulador de La Denominación de Origen

Vitivinícola  El Hierro, rindieron anoche un sentido homenaje a nuestro querido amigo Cayo Armas Benítez, con la presencia del Vicerrector de La Universidad de La Laguna, desplazado expresamente a nuestra isla para estar presente en el acto, y  con la asistencia también del  Consejero de Agricultura  del Gobierno de Canarias, D. Narvay Quintero,  y autoridades regionales, insulares y locales, y el numeroso público congregado al efecto, que todos contentos e ilusionados, hemos querido acompañar a Cayo y su familia, en el regocijo humano que supone un acto de esta naturaleza, tan entrañable y tan merecido.

 

Abrió el acto el Sr.  Presidente del Consejo Regulador, quien en principio se sintió honrado de que el acto se celebrara en la sede del mismo, situada en el emblemático barrio de El Hoyo, precisamente  muy cerquita de la casa de mi nacimiento. D. Alejandro supo exponer  con  sentida emoción, su admiración por Cayo, primer presidente del Consejo, de quien quiere ser un digno sucesor, recogiendo  los ecos de su experiencia y su dilatada labor  al frente del mismo, y agradeció a La Universidad de La Laguna en la persona de su  Vicerrector,  la concesión a Cayo  de uno de los premios Enogastroturismo 2.017  que organiza a través de su Aula Cultural de  Enoturismo y Turismo Gastronómico.

 

El Sr. Vicerrector de La Universidad de La Laguna, al hacer entrega a Cayo del premio otorgado, expresó en nombre de  La Institución Universitaria, su satisfacción por  la elección de Cayo por parte del jurado  seleccionador, que cada año escoge a personas relevantes  para  premiar su  trayectoria en beneficio de la comunidad canaria

 

También  entregó a la Sª Marlene Méndez, Secretaria del Consejo Regulador, un premio por su dedicación eficiente y   constante  desde su puesto, ocupándose día a día de que  los   viticultores de nuestra isla, estén convenientemente informados, de todo cuando pueda beneficiarles  en su laboriosa  actividad  relacionada con la viña y el vino.

 

Nuestro Alcalde D. Miguel Ángel Acosta en su  intervención,  también tuvo  palabras de gratitud hacia Cayo, y al concurrir en su persona los cargos de Alcalde y a la vez Presidente de La Cooperativa del Campo de Frontera, se sintió  honrado de ser su sucesor en ambas instituciones, pues Cayo formó parte del grupo de agricultores y vecinos de El Hierro, que muchos años atrás, tuvieron la feliz idea de la creación de La Cooperativa, hoy  empresa referente de nuestra isla, siendo Cayo su Vicepresidente por decenas de años.

 

Le siguió en el uso de la  palabra Dª Belén Allende, Presidenta de El Cabildo Insular, la cual en una extensa  disertación, se refirió a Cayo como una persona merecedora de todos los homenajes posibles, pues dijo, su trayectoria  es tan larga y dilatada en el tiempo, y abarca tantos estamentos de la vida pública, que no resulta fácil hacer un recuento de sus acciones, y la historia le está ya reconociendo con este acto, y muchos más, que sin duda  irán celebrándose, que su paso por la historia de  nuestra isla, dejará huellas impercederas en el tiempo que ha de venir.  Y que cuando las generaciones venideras oigan hablar de Cayo Armas  Benítez, y sepan de su fecunda labor en  beneficio de su isla,  sentirán una admiración  que les obligará a tratar de imitarlo .

 

El Sr. Consejero de Agricultura de El Gobierno de Canarias, nuestro ilustre paisano D. Narvay Quintero, que quiso estar presente en el acto,  supo también con maestría  sumarse a los elogios hacia Cayo, y aunque forma parte de  los políticos  de  nueva generación,   que con su lucha diaria tratan constantemente de mejorar  en todo cuanto sea posible  el nivel de vida de los canarios, confesó con humildad que se  sienten herederos de Cayo,  y que tratan de imitarle en su amor por la tierra y en sus acciones, siempre encaminadas a todo lo bueno que Canarias merece.

 

Cayo estuvo acompañado en el acto, además de  muchas autoridades, entre ellos D. Tomás Padrón, Expresidente del Cabildo de El Hierro, con quien compartió muchos años de labor,  también por un grupo de amigos que quisimos con nuestra presencia, una vez más, testimoniarle nuestro cariño y satisfacción por el acto celebrado.

 

En mi caso particular,  confieso con humildad, que no me cuesta nada escribir unas líneas para honrar la figura de Cayo,  nuestra amistad arranca  en la más tierna infancia, allá por los primeros años de la década del cincuenta del pasado siglo,  seguramente cuando él, su hermano  Rafael, y sus padres D. Rafael y Dª. María regresaron de La Argentina, desde entonces nuestro contacto ha sido constante, fuimos alumnos del querido y recordado Maestro, D. Francisco Ardévol, el cual, además de darnos clases de cultura general, trató siempre de  inculcarnos los valores morales más eternos  de la sociedad, la honradez y la dignidad,  de nuestro  Maestro aprendimos  principios de rectitud  que nos han servido para transitar por la vida como sencillos hombres de bien, sin sonrojos  ni complejos, poniendo siempre por delante  el respeto a nuestros semejantes, y tanto Cayo como su hermano Rafael, Ilustre Enólogo,  han  actuado siempre bajo esos principios tan sencillos y ciertos,  que los acreditan  como dignos del mejor de los reconocimientos.

 

En su vida personal ha tenido una   amplia actividad empresarial,  fallecido tempranamente su padre D. Rafael,  y habiendo marchado su hermano a estudiar fuera, junto a su madre, se dedicó al comercio y exportación de los productos herreños, especialmente los duraznos, vino, queso, higos pasados etc. A la vez, que se hizo representante de varias casas comerciales en nuestra isla,  y compaginando su labor comercial con el cultivo y atendimiento de sus fincas de vinos y duraznos, siguiendo el legado de su padre, un agricultor, sin duda avanzado a su tiempo en nuestra isla, y así ha seguido hasta la actualidad, siendo un referente también en la producción de naranjas en nuestra isla.

 

De la mano de D. Matías Castañeda, Presidente de  El Cabildo en los años sesenta del siglo pasado, entró en la política, empezando  de concejal del Ayuntamiento de La Frontera, y después de Alcalde, último  en ocupar ese cargo en el régimen político anterior, y después primero de la era democrática, pero antes, había sido ya Presidente de El Casino de Frontera, y Presidente del equipo de lucha Ramón Méndez.

 

Su labor en la actividad política fue fecunda y relevante,  en su época se ejecutaron importantes obras en nuestro Municipio y en nuestra isla que sería difícil tratar de  contar en este  modesto escrito, pero si quiero resaltar  sobre todo,  su talante dialogante, su carácter suave y respetuoso para sus

vecinos,   sus inquietudes constantes para resolver  los problemas de los barrios del municipio, a lomos de su viejo Land Rover Matricula TF 609C, se hacía presente en  toda  la geografía del Término Municipal , y  sus opiniones y sus planteamientos  ante autoridades  insulares, regionales y nacionales  siempre fueron  tomadas en cuenta, pues tenían el sello de la  razón  y la   necesidad y conveniencia de su ejecución.

 

Quisiera Cayo, con estas sencillas líneas, que quisieran  ser  representativas del cariño y  la admiración

de todos tus amigos, una vez más darte el mejor de los abrazos,  y procuraré en cuanto me sea posible,

seguir insistiendo ante nuestras autoridades para que aquella petición que hicimos todas las asociaciones de vecinos de La_Frontera  a nuestro Ayuntamiento, de que una calle del pueblo lleve el nombre de  Alcalde Cayo Armas Benítez. Te lo prometo, y sería una acción de justicia hacia tu persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here