FEDERACIÓN REGIONAL DE COFRADÍAS

0
850

La Federación Regional de Cofradías de Pescadores de Canarias pide el cese del Subdirector General del Caladero Nacional, Rafael Centenera.

Esta petición sería también extensible al Secretario General de Pesca, Alberto López-Asenjo García, como responsable del mantenimiento del Subdirector General en su puesto a pesar del desastre de gestión realizada con respecto a la pesquería de atún rojo.  

El Subdirector General del Caladero Nacional es responsable directo del plan de pesca del atún rojo. Es por tanto responsable directo del desastre de planificación llevada a cabo en relación con esta pesquería. También es responsable del reparto ilegal de la cuota del atún y del trato arbitrario otorgado a la flota canaria.

Con respecto al desastre de la planificación, señalar que a día de hoy no ha comenzado la campaña que debió hacerlo este lunes pasado día 19 de marzo de 2018, siendo previsible que la apertura de la pesquería se retrase hasta finales del presente mes de marzo o principios de abril, poniendo en riesgo las capturas por la temporalidad del paso del atún rojo por Canarias.

El pasado día 14 de marzo de 2018 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Resolución de 2 de marzo de 2018, de la Secretaría General de Pesca, por la que se publica la asignación de cuotas de atún rojo y del censo específico de la flota autorizada para el ejercicio de la pesca del atún rojo.

El mismo día de la publicación de esa Resolución se recibe una sorprendente comunicación telemática de Don Rafael Centenera, Subdirector General del Caladero Nacional, por la cual pone en conocimiento de esta Federación Regional, que se abre un nuevo período de consultas sobre el mismo asunto regulado en la resolución publicada en el BOE, con la intención de dejarla sin efecto y posponiendo el inicio de la campaña para la última semana del presente mes de marzo.

Después de varios meses de preparación de la campaña del 2018 de la pesquería de atún rojo, que el máximo responsable del Caladero Nacional cometa semejante irresponsabilidad, que sea el autor de esta auténtica chapuza jurídica y de gestión de esta pesquería, le descalifica para estar al frente de dicho Departamento y demuestra su incapacidad para gestionar el ámbito de responsabilidad que le ha sido encomendado, que desde luego con sus formas de actuar había quedado en entredicho ya desde hace tiempo.

Esta iniciativa del señor Subsecretario del Caladero Nacional supone  una vergüenza de gestión que cuestiona la seriedad y la falta de rigor de toda la Secretaria General de Pesca.

Es totalmente impresentable, inapropiado y arbitrario que el Subsecretario General del Caladero Nacional decida modificar las reglas de juego a pocos días del inicio de la campaña de 2018 y después de meses de preparación de la campaña de 2018, además con una argumentación y unas condiciones de reparto totalmente disparatadas, carentes del mínimo rigor técnico y jurídico que debe exigirse a una Administración Pública.

            Por otra parte, en la comunicación del Señor Centenera no se hace ninguna referencia a la asignación de la cuota a la flota canaria dedicada a la pesquería de atún rojo; no responde a las alegaciones formuladas por esta Federación Regional durante la fase de participación y consulta de la Resolución de referencia.

Este hecho también es de suma importancia y gravedad por cuanto en dichas alegaciones poníamos de manifiesto la vulneración del marco jurídico de aplicación para la asignación de la cuota española entre las 6 flotas que integran el censo de las autorizadas para esta pesquería. Hasta la fecha no se han rebatido por parte del Señor Centenera ni por la Secretaría General de Pesca los argumentos presentados por esta Federación ni se ha dado una sola explicación (Se adjunta un anexo explicativo de los argumentos de esta Federación Regional para tachar de ilegal y arbitrario el reparto realizado).

Por tanto, de mantenerse la asignación de cuota otorgada a Canarias y en base a la fundamentación ofrecida por esta Federación la Secretaría General de Pesca, de la mano del Subdirector General del Caladero Nacional, estaría actuando al margen de la legalidad, con las consecuencias jurídicas que dicha situación acarrea para sus responsables.

 

En Canarias, a inicio de la primavera, a 20 de marzo de 2018

 

 

 

 

 

DOCUMENTO INFORMATIVO ANEXO

REPARTO ILEGAL DE LA CUOTA DE ATÚN ROJO

 

La Secretaría General de Pesca, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, se propone un año más dar un trato arbitrario y discriminatorio a los pescadores canarios dedicados a la pesca de atún rojo.

Para el presente año 2018, según el borrador de Resolución por la que se establecen disposiciones para la campaña de atún rojo 2018 para los buques autorizados a la pesca activa de atún rojo en el caladero canario conforme a la Orden APM 264/2017, de 23 de marzo, por la que se regula la pesquería de atún rojo en el Atlántico oriental y mediterráneo”, la Secretaría General de Pesca va a fijar la cuota conjunta que podrán pescar los buques incluidos en el censo de atún rojo publicado mediante la resolución como lista f) Buques cañeros autorizados a pescar en aguas del Caladero Canario en 255 toneladas para la campaña 2018.

Esta cantidad se obtiene de asignar a Canarias el 1, 2104 % de la cuota total de España, que equivale a 57,4972 toneladas, más 197,5028 toneladas procedentes del fondo de maniobra.

Por el contrario, a las 5 flotas restantes incluidas como la canaria en el censo de flotas y almadrabas autorizadas a la pesca de atún rojo, se les asigna el 97,4651 % de cuota no reservada al Fondo de Maniobra.

En atención a dicha distribución, la cuota queda repartida de la siguiente manera:

Se reparten entre 5 de las 6 flotas autorizadas, el 97,4651% de la cuota española:

Flota cebo vivo del Cantábrico y Noroeste: 22,322%

Flota cañas y línea de mano del Estrecho: 6,473%

Flota de palangre y línea de mano: 14,196%

Flota cerco del Mediterráneo: 29,088%

Almadrabas: 27,921%

El restante 1,2104 % de cuota no reservada al Fondo de Maniobra se destinará a la lista de buques cañeros del caladero canario.

Por tanto, nos encontramos con que, por una parte, el 97,4651 % de cuota no reservada al Fondo de Maniobra se destinará a los buques y almadrabas incluidos en los grupos a), b), c), d) y e) del censo específico de atún rojo, a los cuales se le aplican los criterios (parte de ellos, no todos) previstos en la Ley de pesca marítima así como en los dos reglamentos comunitarios de aplicación a esta pesquería; mientras que, por otra parte y en el caso de la flota canaria autorizada a la pesca de atún rojo, -también incluida en el censo específico, se le asigna el 1,2104 % de cuota no reservada restante al Fondo de maniobra, pero sin aplicar ninguno de los criterios de obligada observancia, ni cualquier otro que se conozca y sin que la norma ofrezca alguna justificación a ese trato diferenciado y claramente discriminatorio y arbitrario.

En tal sentido, reiterar que no existe norma o disposición que permita a la Secretaría General de Pesca la exclusión a la flota canaria autorizada a la pesca de atún rojo de la aplicación de los criterios que rigen para el reparto de la cuota.

Reiterar que esta determinación de la cuota en la cantidad de 255 toneladas para la campaña 2018 se ha efectuado sin aplicar ninguno de los criterios que para la asignación de cuotas establece la normativa interna y la comunitaria; y por tanto la Secretaría General ha cometido una flagrante vulneración de los requisitos que rigen para la asignación de cuotas.

La operación de la asignación de cuotas debe cumplir con un determinado marco jurídico, que es el recogido en el artículo 27, apartados 3 y 4, de la Ley 3/2001, de 26 de marzo, de Pesca Marítima del Estado, así como en el artículo 17 del Reglamento (UE) nº 1380/2013 y en el artículo 8 del Reglamento (UE) 2016/1627, del Parlamento y del Consejo, de 14 de septiembre de 2016.

La Secretaría General, en cumplimiento del mandato contenido en este marco jurídico, a la hora de asignar las posibilidades de pesca de que disponga debe realizar un reparto equitativo; debe aplicar en condiciones de igualdad todos los criterios establecidos en dichas disposiciones a todas las flotas autorizadas para el ejercicio de la pesca de atún rojo, que son 6 y no 5.

Este marco jurídico implica que la actuación de esa Secretaría General en relación con el reparto de la cuota está sometida a la aplicación de los criterios previstos en las disposiciones antes indicadas y que se concretan en los siguientes:

  • La obligatoriedad de aplicar criterios transparentes y objetivos
  • La actividad pesquera desarrollada históricamente, cifrada en volumen de capturas, esfuerzo de pesca, tiempo o presencia en la zona, en cada caso.
  • Las características técnicas de la actividad pesquera
  • Los demás parámetros del buque, así como otras posibilidades de pesca de que disponga, que optimicen la actividad del conjunto de la flota.
  • El criterio socio-económico
  • El criterio medioambiental

Ninguno de estos criterios se ha aplicado a la flota canaria, incluida en  el Censo específico de la flota autorizada para el ejercicio de la pesca de atún rojo.

La Secretaría General debe explicar por qué se le aplican los criterios de reparto (y no todos ellos) a cinco de las seis flotas del Censo de las flotas autorizadas a esta pesquería y por qué se excluye de esa aplicación a la flota canaria, que también está dentro de ese censo desde al año 2014.

Precisamente, utilizando la metodología empleada por la Secretaría General de Pesca para la asignación de la cuota en años anteriores, un reparto equitativo entre las 6 flotas que componen el censo específico de las autorizadas para esta pesquería determinaría que a la flota canaria, -sin aplicar el criterio medioambiental ni los incentivos que impone la normativa comunitaria para los buques pesqueros que utilicen artes de pesca selectivos o técnicas de pesca con un reducido impacto ambiental, como es el caso de los canarios-, le correspondería una cuota para el presente año 2018 en torno a las 600 toneladas (564,98).

La Federación Regional de Cofradías de Pescadores de Canarias ejercerá cuantas acciones legales correspondan para lograr que se cumpla con la legalidad y se le otorgue a la flota canaria dedicada a la pesquería de atún rojo la cuota que le corresponde.

 

Federación Regional de Cofradías de pescadores de Canarias

Marzo de 2018

Compartir
Artículo anteriorGANADORES
Artículo siguienteLUZ DEL ATLÁNTICO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here