PROVECHO A LA VIDA por MARÍA JOSÉ NAVARRO

0
403

¿Cómo puede un joven sacarle provecho a la vida?

 

En la juventud se suelen hacer planes grandiosos y se suelen tener muchos deseos e ideas, pero si uno se dijera a sí mismo: «Deseo aspirar en realidad a una ética y moral más elevadas, por lo que todos mis deseos, todo lo que en la juventud me mantiene más o menos cautivado, lo voy a poner bajo la luz de la ley de Dios, de las enseñanzas de los Diez Mandamientos y del Sermón de la Montaña». Entonces pronto nos daremos cuenta de que no debemos aprovecharnos de otras personas para nuestros fines, a pesar de que muchos sean de la opinión de que  aprovechar la vida significa aprovecharse de los otros para beneficio propio.

Si ponemos no obstante todos nuestros deseos, nuestros pensamientos, nuestros planes de altos vuelos bajo la luz de los Diez Mandamientos y del Sermón de la Montaña, como jóvenes nos daremos cuenta muy rápidamente que estamos aprendiendo a sopesar nuestros deseos. Los jóvenes descubren en el Sermón de la Montaña y también en los Diez Mandamientos que no se trata de dejarlo todo, ni prescindir de todo, ni de vivir con una privación tras otra. Los Mandamientos y el Sermón de la Montaña bien entendidos son una ayuda para sopesar y sintonizar nuestra vida. Nos ayudan a emplear nuestra existencia terrenal de manera útil, de tal manera que aprovechamos nuestra vida. Aprovechar la vida significa no aprovecharme de los demás para mi beneficio, sino aprovechar las leyes de Dios para sacar provecho de la vida que Dios me ha regalado.

 

 

Mª José Navarro 

De la publicación. “El joven y el profeta”

www.editorialgabriele.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here