CANARIOS SIN ALAS

0
152

La aplicación del 75% es un cheque en blanco a las
aerolíneas, que seguirán haciendo caja a costa
del consumidor
El próximo lunes entrará en vigor el aumento al 75% de la bonificación en billetes de
barco y avión para residentes de Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla. Con esta medida
se firma un cheque en blanco a las compañías aéreas y marítimas, que en unos meses
lograrán aumentar sus ya desorbitados beneficios a costa del bolsillo de todos los
consumidores españoles. Especialmente, del de los canarios y canarias no residentes
en el archipiélago, que somos tratados sistemáticamente como turistas.
La trampa de esta subvención del 75% es que la tarifa seguirá dependiendo de las
compañías aéreas. Es decir, el descuento a veces será sobre un billete de 100€, otras
sobre 300€ o sobre 500€. De este modo, las aerolíneas se seguirán beneficiando de un
negocio redondo: el viajero paga y el Estado paga.
Desde Canarios Sin Alas demandamos al nuevo Gobierno central un giro de política y
sensibilidad con la situación de miles de familias, dando un paso a favor de la cohesión
territorial real. Mientras no se declaren rutas de Obligado Servicio Público (OSP) y sean
las compañías las que establezcan las tarifas a su antojo, el principio de igualdad de
oportunidades se verá gravemente vulnerado. La regulación de un servicio público que
conecta a todos los españoles -canarios o no- con las islas es urgente. Celebramos que
haya descuentos para las y los residentes -para nuestras familias, que son en la mayoría
de las ocasiones las que tienen que desplazarse para poder vernos más allá de en las
videoconferencias-, pero avanzar en conectividad y movilidad territorial pasa
obligatoriamente por la regulación de las tarifas aplicadas a rutas que son de necesidad
social: Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla. Que no se haga negocio con un servicio de
transporte público, aprovechándose de las ayudas públicas y encareciendo el precio del
pasaje a límites abusivos.
Esta medida, sobre la que ya pusimos el foco tras ser pactada en la anterior legislatura
por el Gobierno del PP y Nueva Canarias, ahonda aún más en el agravio comparativo que
ya existe entre los canarios y canarias no residentes y el resto de la ciudadanía española
establecida en otras provincias diferentes a las de origen. No olvidemos que éste es
tanto un agravio económico como logístico, ya que cualquier peninsular puede elegir
para desplazarse a su hogar entre el coche, el autobús, el tren y el avión y al precio que
más se adapte a su poder adquisitivo. Los miles de canarios y canarias que por motivos
laborales residimos fuera del archipiélago somos tratados sistemáticamente como
turistas sin serlo. Ni turistas, ni ciudadanos de segunda.
Desde Canarios Sin Alasseguimos dando pasos a favor de la igualdad de oportunidades
y recordando que somos miles de familias (las que estamos a un lado y al otro del
Atlántico) las divididas y afectadas. Desde que nos constituimos como asociación
hemos ido creciendo y sumando adhesiones. El pasado 7 de julio celebramos nuestra
primera Asamblea Nacional en la Casa de Canarias de Madrid, en la que entre otras
cuestiones decidimos intensificar nuestra ronda de contactos con todos los partidos
políticos representados en el arco parlamentario. Hemos escuchado muchas veces que
lo que pedimos es “muy difícil de conseguir”, pero 45.000 firmas en Change.org nos
dicen todo lo contrario.
Por todo ello, y ahora más que nunca, desde la Asociación Canarios Sin Alas…
1. Creemos urgente que el actual Ministerio de Fomento aborde la regulación del
mercado para que cualquier español -independientemente de donde residapueda
viajar a las Islas Canarias a precios más asequibles que los actuales,
peligrosamente sujetos a los arbitrarios intereses de las aerolíneas. Una petición
que hacemos además extensiva a Baleares, Ceuta y Melilla. Exigimos así de
nuevo al Gobierno de España y al Gobierno de Canarias que tomen las medidas
políticas oportunas para garantizar unas tarifas máximas asequibles en el
transporte aéreo y marítimo de viajeros.
2. Pedimos que se estudie la creación de puentes aéreos o nuevas rutas para que
las y los canarios residentes en la Península podamos volar a nuestra región de
origen -parte del territorio nacional- sin depender de la oferta y la demanda del
mercado turístico, con el inasumible impacto económico que ello conlleva.
3. Solicitamos que la Unión Europea aborde una regulación más justa de la
normativa que se aplica a las Regiones Ultraperiféricas (RUP).
CONTACTO DE PRENSA
Fernando Cabrera, presidente de Canarios Sin Alas (607/ 935 318)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here