FALLECIÓ UN ILUSTRE HERREÑO por DONACIO CEJAS PADRÓN

0
344
bsh

CRÓNICAS PRETÉRITAS

bsh
bsh

FALLECIÓ EL ILUSTRE HERREÑO D FEDERICO PADRÓN PEREZ

En días pasados falleció en esta ciudad de Santa Cruz de Tenerife el ilustre y muy querido herreño D. Federico Padrón Pérez, después de una larga y dolorosa enfermedad que lo alejó muy tempranamente de su actividad profesional, y tampoco le permitió más su dedicación a la poesía y a diversas facetas culturales a que nos tenía acostumbrado D. Federico.

Le conocí desde muy joven cuando junto a sus hermanos pasaban los veranos en Las Lapas en casa de su abuelo D. Celio, siguiendo la costumbre de los vecinos de Valverde cual era mudarse en los veranos a El Golfo, especialmente a Las Lapas, El Lunchón, La Carrera y El Hoyo, no tuve entonces relación con el citado por la diferencia de edad, pero si con su hermano Feliciano que es más o menos de mi tiempo, y que subía de Las Lapas a jugar al fútbol en La Plaza. D. Federico y su hermano, mi querido D. Juan Ramón ya eran mayores y sus relaciones entonces, eran con los de su tiempo, pero recuerdo que eran unos jóvenes distinguidos y que ya reflejaban por su comportamiento y manera de ser, que al paso de los años serían personas muy distinguidas, como así ha sucedido. Su padre se esmeró en que sus cuatro hijos cursaran estudios superiores, incluso habiendo tenido que vender su finca de El Calvario para disponer de medios con que completar la formación universitaria de sus hijos.

D. Federico estudió derecho, y ya muy joven lo recuerdo litigando en juicios en el Juzgado de Valverde, ya con una argumentación muy llamativa, creo recordar también que por algún tiempo ejerció de Presidente de El Casino de Valverde, y a mi regreso de América lo situé en su cargo de Secretario del Ayuntamiento de Los Realejos, y más tarde como Vicesecretario del Ayuntamiento en Santa Cruz de Tenerife hasta su jubilación, seguramente adelantada por razones de salud, este dato no lo conozco en profundidad.

Desde joven era gran aficionado a la lucha canaria, lo recuerdo en los encuentros veraniegos en todos los pueblos de nuestra isla a la que acudía todos los veranos, ya casado con Dª Matilde, una dama de exquisito trato, que su persona irradia incluso involuntariamente una cultura y una dulzura muy singulares. Por cierto que la primera vez que vi a Da. Matilde, fue una mañana de verano en La Plaza de Candelaria cuando un grupo de jóvenes matrimonios acababan de bajar El Camino de El Risco de Jinama, ello sería en los años sesenta del pasado siglo.

Entre las manifestaciones culturales que nos ha dejado Federico, me viene a la memoria su libro “La Lucha Canaria y D. Tomás Zamora” en el cual relata grandes luchadas de pretéritos tiempos en nuestra isla, y destacando las hazañas del famoso luchador herreño, su fino estilo para ejecutar las mañas, su hidalguía con el luchador caído, y tantas cosas buenas que merecidamente se podían contar de D. Tomás Zamora.

Tuve la oportunidad de tratar a esta familia con más cercanía cuando El Ayuntamiento de La Frontera en años pasados, dentro del programa cultural de sus Fiestas de Verano, le rindió homenaje a la figura de D. Feliciano Pérez Zamora, primer secretario de El Ayuntamiento, y abuelo de D. Federico y sus hermanos en cuyos actos tuve la suerte de participar, así como de conocer a varios de los nietos del homenajeado, sintiéndome yo muy regocijado tanto por el acto cultural en si, como por el afecto que todos me expresaron tras mi intervención.

D. Federico será recordado en nuestra isla como un herreño bueno, integro, amante de su tierra, y aquí en Tenerife donde desarrolló su vida profesional ha recibido desde siempre, muestras de cariño y gratitud por toda la sociedad chicharrera. Dios lo habrá mimado y llevado a donde reposan las buenas personas que han transitado por esta vida, y mi familia y yo, nos unimos al dolor de los suyos. Hasta siempre D. Federico, y puede estar seguro que allá en La Cruz de Las Lapas, el viejo almendrero de D. Domingo y Dª Eliodora en el que Vd. jugó de niño con sus hermanos y primos, también llorará por Vd. como lo hemos hecho sus amigos que no le olvidaremos.

Compartir
Artículo anteriorCIT 2019 DOSSIER
Artículo siguienteTRAMITACIÓN DE AYUDAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here