Rara, rara…por María Elena Moreno.

0
288
nor

Ser raro no es nada raro. Es decir no hay nadie raro. ¿Les parece raro preferir una agenda nueva de 2019 a un viaje?, a una despedida de año con cena baile y campanadas, a una renovación de fondo de armario o a una lotería, si bueno a una lotería sí, porque me compraría muchas agendas. La tonta del lápiz, la tonta del bote, la tonta de las agendas, sí pero son aterciopeladas, decoradas, gordas de muchas hojas y cada hoja en blanco, un reto, una lista de propósitos y despropósitos…Me fijo en una frase, de Federico García Lorca. Es de las que se leen pequeñitas, al pie de la página, de cualquier página. Dice que como no se preocupó de nacer, pues que no se preocupa de morir…¡Guau, me suena!,¡cuantas noches lo he reflexionado antes de dormir! Que como alguien se ocupó de traerme en cuerpo y alma, que me lleve igual, vine de no sé dónde y me voy a no sé que lugar…
Me deslizo río abajo a favor de la corriente y he aquí que sin pensar en la ofensa, me he vengado. Sin pensar en la soledad, estoy acompañada, sin pensar en el hambre he comido, sin pensar en comprarla a ella, a la agenda pues la he recibido. Ella viene a mis manos en blanco y yo deposito cada día en sus renglones mi pequeño trozo existencial, mis horas y minutos de ocupaciones febriles un día, reflexivos otros, anodinas unos, profundos y divertidos otros.
Hay más días que lentejas, pero hay muchas hojas para llenar en el año y una agenda cada año.

nor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here