VENEZUELA EN EL RECUERDO…por DONACIO CEJAS PADRÓN

0
163

CRÓNICAS PRETÉRITAS
Por Donacio Cejas Padrón
VENEZUELA EN EL RECUERDO, EN EL CORAZÓN
Oigo patria tu aflicción
Y escucho el triste concierto
Que forman tocando a muerto
La campana y el cañón

Estos versos de la literatura española encajan perfectamente con la dramática situación que atraviesa en estas fechas nuestra tierra de adopción por muchos años, la querida Venezuela, ya van cerca de treinta fallecidos en las calles de varias ciudades del país, y no pareciera vislumbrarse una salida a la crisis profunda que les está tocando vivir a los venezolanos, tanto los que viven dentro de sus fronteras, como los que desde fuera ven con honda preocupación y esperanza las imágenes que los medios de comunicación ofrecen continuamente.

La prudencia aconseja no adelantar posibles soluciones, sencillamente yo siento que la presión internacional podría ser determinante, para que se encuentren unas salida que puedan conducir a mejores escenarios, desde luego contando con el fin de la era Maduro, y el inicio de una etapa de recomposición del aparato político del país, con la menor violencia posible, si bien hasta el momento la posición manifestada por el estamento militar de apoyo al presidente Maduro, es un serio obstáculo para ese escenario ideal y deseado para la mayoría del pueblo de Venezuela.

Nos toca por lo tanto marcar un compás de espera prudente, temiendo naturalmente que si no resultara así, y si la violencia se adueñara de nuevo de las calles del país, entonces no sabría nadie pronosticar cual sería el resultado y la salida definitiva de esta traumática situación que está viviendo Venezuela.

Pareciera muy determinante la decisión que adopte La Unión Europea, que hasta el momento solo ha dicho que debe haber en un breve plazo de tiempo, unas elecciones
libres y transparentes de acuerdo a las normas internacionales, y pareciera que están a la espera del caso que se le haga por parte de las autoridades venezolanas a su pronunciamiento, y me pareció oírle al Sr. Borrel, Ministro de Exteriores de España, que si no fuera así, si no se celebraran esas elecciones en breve tiempo, entonces al menos España dejaría de reconocer al Sr. Maduro como presidente legítimo de Venezuela, y hay razones para pensar que lo que España decida será compartido por La Unión Europea, y si ello llegara a formalizarse, unido al apoyo mayoritario de los países del entorno de Venezuela, entonces la continuidad del Sr. Maduro sería muy difícil.

Deseando que lo que pueda suceder no conlleve la pérdida de vidas humanas, me sumo a los que expectantes y ansiosos, esperan los acontecimientos que sin duda ocurrirán en las próximas semanas y que marcarán la nueva vida social y política de Venezuela, y terminaré con esa expresión tan canaria “Que Dios nos coja confesados”

En esta hora tan delicada dirijo mis recuerdos a la bella ciudad de Puerto Ordaz donde viví los hermosos años de mi ya lejana juventud, y nacieron algunos de mis hijos, y me fijo especialmente en la majestuosidad de las aguas tranquilas del legendario Orinoco, que llanas e inmensas, bajan mansamente hacia su encuentro con el mar, pero que si tuvieran alma y corazón llorarían de dolor al ver lo que ha sido de aquellas ciudades de sus riberas, antaño prósperas y acogedoras, hoy convertidas en antros de miseria y violencia, con las ilusiones de sus moradores perdidas y sin esperanzas, así es la vida de los pueblos, cuando sus dirigentes no aciertan a tomar el camino adecuado, decía Bolívar: “El mejor sistema político es aquel que más suma de felicidad produce a sus habitantes” pero los venezolanos no han seguido sus proclamas, yo todavía contemplo la posibilidad, tengo la esperanza de volver algún día a sentarme a la orilla de aquel enorme río, que tanto me recordaba a La Bahía de Punta Grande, para contarle a sus aguas turbias muchas cosas vividas desde que un día ya lejano mi familia y yo decidimos ausentarnos de sus riberas . ¡Ojalá! Dios me permita cumplir ese sueño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here