MARTES DE CARNAVAL EN LA HORA MÁGICA por MARÍA ELENA MORENO

0
219
rrem_vivid

EL OCASO YA NO ERA DE MELANCOLÍA, EXHIBÍA UN COLLAR DE LUCES AL PIE DEL DORSAL DE MEDIO ARCO, MIRANDO AL HORIZONTE, AL NORTE, EN EL MISMO TRÓPICO DONDE LAS LUCES DE GRIS ALGODONOSO SE CONVIERTEN EN ESTRATOS DE COLORES, COMO ESTATUAS MIRANDO AL CIELO, EMULANDO A GRANDES MONOLITOS ETÉREOS, ENORMES ANIMALES DISEÑADOS EN SOMBRAS, DANDO PASO A OQUEDADES CELESTIALES DE ATMÓSFERAS LIMPIAS, DESDE EL AZUL TURQUESA, AL DORADO DEL CONFÍN, DONDE SE VA A DORMIR EL GRAN ASTRO DORADO. Y JINAMA ADORNADA CON SOMBRERO DE NUBE HELICOIDAL, SOBERBIA Y ORGULLOSA EN LA NOCHE, SOBREVENIDA DE CERCANAS ESTRELLAS TITILANTES, EN EL TODAVÍA AZUL COBALTO, ÚLTIMO VESTIGIO DE LA NÍTIDA BÓVEDA DE LA TARDE QUE TERMINA, EN UN FEBRERO FRESCO Y HÚMEDO, DONDE REINA EL MARTES DE CARNAVAL.
TODAS LAS ACERAS COLAPSADAS DE UTILITARIOS FAMILIARES, PARA GOZAR DE NUEVO DE UN JOLGORIO, DONDE LAS ALMAS DE LAS GENTES VENIDAS DE TODA LA ISLA, SE DISIPAN AL SON DEL MURMULLO DE LAS MÁSCARAS, ENTRE VOCES, TAMBORES, PITIDOS, CANTOS,

nor_vivid
rrem_vivid
GRITOS Y CASCABELES.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here