VENEZUELA EN EL RECUERDO, EN EL CORAZÓN por DONACIO CEJAS PADRÓN

0
172

CRÓNICAS PRETÉRITAS
Por Donacio Cejas Padrón
VENEZUELA EN EL RECUERDO, EN EL CORAZÓN

Lamentablemente todavía tenemos que seguir soportando la dolorosa situación de aquella querida tierra venezolana, que contra todo pronóstico continúa soportando las inclemencias sociales y humanitarias, a que la tiranía política de un grupo de dirigentes la sigue sometiendo. No debería haber razón alguna para que un pueblo tan generoso y acogedor como es el pueblo de Venezuela tenga que vivir en la más profunda y humillante pobreza, que lo condena a la dolorosa emigración, al destierro, al desarraigo de su patria, sin apenas posibilidades de regreso, rompiendo familias, convivencia, relaciones humanas y sociales, cuando a diario contemplamos las desgarradoras imágenes que a diario nos llegan de todas las regiones y ciudades del país, uno se pregunta ¿para que sirven los organismos internacionales encargados de la custodia y supervisión de los derechos humanos en todos los pueblos de la tierra, y la verdad, al menos yo, no le encuentro respuesta a esa pregunta, otras mentes más lúcidas que la mía tendrán mejores argumentos para calibrar la actual situación de Venezuela.

En mi contacto diario con mis familias y conocidos allí, me cuentan que la situación está llegando al límite, prácticamente ya no hay ni los más elementales artículos para la subsistencia, pero nadie se atreve a emitir un juicio más o menos acertado de lo que puede suceder en aquel país en los próximos tiempos, pues además de los enfrentamientos a diario entre los dos sectores de la población, con saldo a diario de muertos y heridos, se suma ahora la pronta suspensión de la inmunidad parlamentaria al Presidente de La Asamblea Nacional Juan Guaidó y la apertura de juicio penal en su contra, lo que de por sí ya originaría graves consecuencias, se suma la llegada al país de asesores militares y personal de tropa procedentes de Rusia y China.

Hoy se reúne en Los Estados Unidos la OTAN para tratar y hablar sobre la situación de Venezuela, con lo cual ya se detecta que el problema se está haciendo notar a nivel mundial, veremos lo que sucede en las próximas semanas.

Pero mientras estos contactos se van produciendo, a los ritmos y tiempos que rigen los protocolos diplomáticos internacionales, generalmente lentos, son los venezolanos en su inmensa mayoría los que están pagando, a veces con su propia vida las consecuencias de un régimen corrupto e inmoral, que entre tantas cosas malas, ha aventado a millones de venezolanos a la siempre dolorosa condición de emigrantes en distintos países de América y Europa.

Seguiremos siendo espectadores pasivos de los acontecimientos que están sucediendo en Venezuela, y rogamos a Dios que algún día las cosas cambien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here