IDIOMA ZERO por MARÍA ELENA MORENO

0
171

SER POLÍGLOTA ES BUENO. DOMINAR SOLO EL PROPIO IDIOMA, DESDE LA ESPECIALIZACIÓN Y LA INMERSIÓN EN EL ARTE DE LA LITERATURA ES TAMBIÉN BUENO.
INCORPORARSE SIN TRAMPA AL MUNDO DE LA ENSEÑANZA, APLICANDO LA GENERALIDAD DE UN SEGUNDO IDIOMA, PARA IGUALARNOS CON LAS NACIONES MÁS ADELANTADAS ES BUENO.
DESPRECIAR AL QUE DOMINA MUY BIEN SÓLO UN IDIOMA ES MALO.
NI SIQUIERA PODER ESPECIALIZARSE Y BALBUCEAR MALAMENTE EL IDIOMA MATERNO ES MALO. ESCRIBIR EL IDIOMA OFICIAL DE NUESTRO PAIS CON FALTAS DE ORTOGRAFÍA ES MUY MALO.
HABLAR Y ESCRIBIR VARIOS IDIOMAS, MALAMENTE, CON MILES DE FALLOS Y DEFICIENCIAS ES REGULAR.
PRACTICAR EL IDIOMA “ZERO”, EL HERMETISMO, LA PARQUEDAD, Y EL SILENCIO ES MUY BUENO.
DETERMINARSE POR EL IDIOMA ZERO, PARA COMUNICARSE CON DIOS, POR MEDIO DEL SILENCIO ES LO MEJOR.
OIR HABLAR A DIOS EN IDIOMA CERO “O” ES MARAVILLOSO.
SALTAR A LA ETERNIDAD DOMINANDO EL IDIOMA ZERO, EL IDIOMA DEL ESPÍRITU ES LO MÁXIMO.
AQUÍ DEMOSTRAMOS QUE NO ES TAN IMPORTANTE HABLAR UN IDIOMA Y MUCHO MENOS HABLAR VARIOS IDIOMAS.
AQUÍ AFIRMAMOS QUE EL IDIOMA ZERO, O EL IDIOMA PARA OIR Y ENTENDERNOS CON DIOS ES EL MÁS IMPORTANTE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here