CRÓNICAS PRETÉRITAS por DONACIO CEJAS PADRÓN.- NOS DEJÓ EL 2019…

0
216

CRÓNICAS PRETÉRITAS
Por Donacio Cejas Padrón

NOS DEJÓ EL AÑO 2.019 Y NOS LLEGA EL 2.020

Cada año de nuestras vidas, por estas fechas asistimos a el fin de un ciclo, de una etapa, y el comienzo de otra, que con sus incertidumbres nos invita a transitarla, con esperanza, con ilusión, y con la seguridad de que por encima de todo debemos pedirle a Dios la necesaria salud para poder completar otro espacio de nuestro recorrido vital.

Deseo por lo tanto para quienes me leen, y para todo el mundo, paz, tranquilidad, salud, y sosiego, pues pareciera que este nuevo 2.020 viene cargado de nuevos estilos de convivencia y relaciones sociales en nuestro país, que naturalmente esperamos traigan buenos resultados para nuestra patria.

En el plano familiar y personal, en este año que terminó, fallecieron algunos seres muy estimados para mi, familiares, amigos, conocidos, mi socio de Venezuela, Andrés Lorenzo Hernández, al cual estuve ligado cerca de treinta años en nuestra pequeña empresa Distribuidora Iberia C A, radicada en la ciudad de Puerto Ordaz, y que fue para mi un benefactor inolvidable, un amigo entrañable, y un maestro de la actividad comercial, por curiosos destinos de la vida, después de cerca de sesenta años viviendo en Venezuela, y seguramente sin pensarlo ni esperarlo, vino a su pueblo de El Tanque en Tenerife a tratarse una enfermedad que parecía en principio de no mucha importancia, y al fin de cuentas resultó todo lo contrario y falleció en su tierra, en su pueblo, y ya sus restos descansan para siempre en su localidad natal, junto a los de su madre y demás familiares.

En nuestra isla de El Hierro también fallecieron este año personas muy estimadas para mi familia y para mi, particularmente Juan González en Los Llanillos, y ahora muy recientemente Cayo Armas Benítez, dos personas entrañables y a las cuales me unieron siempre vínculos familiares y de amistad, acompañé a Cayo muchos años en El Consejo Regulador, él como presidente y yo como secretario, y contemplamos con gran satisfacción que durante nuestra larga etapa allí, se consiguieron buenos resultados para el mundo de la viña y del vino en nuestra isla, resaltando además que el Consejo ya cuenta con una bonita y emblemática sede, que lo prestigia y dignifica.

El 2.020 nos traerá sin duda cosas buenas, regulares, y no tan buenas, pero es que así es la vida, los que fuimos emigrantes no podemos olvidar la catastrófica situación de Venezuela, aquella tierra generosa que por muchos años nos acogió, y que hoy en su infortunio ha aventado por el mundo a millones de sus hijos , buscando en otros países y en otras sociedades distintas el bienestar perdido dentro de su territorio. Los fanatismos irracionales de sus dirigentes de los últimos años, ha transformado aquel país próspero y acogedor de otros tiempos, en una tierra de pobreza extrema, sin ninguna esperanza para sus habitantes, que optan ya como última solución, abandonar sus propiedades y pertenencias, y por avión o cualquier otro medio de transporte, incluso caminando, toman el doloroso camino de la emigración, seguramente sin retorno, dejando atrás sus recuerdos, sus familiares, sus propiedades, a veces hasta sus casas, para emprender caminos que siempre serán inciertos y muy difíciles. Pero además, esos millones de venezolanos, que a diario, siguen abandonado su tierra, pierden algo mucho más importante, pierden su patria, a la que la mayoría de ellos o sus hijos ya no volverán, esa es la realidad.

Nuestra isla de El Hierro, dentro de unos meses se empezará a preparar para La Bajada de La Virgen de Los Reyes del 2.021, acontecimiento cuatrienal que marca la vida de los herreños, y esperemos llegar a ella con salud.

Así lo deseamos, y entretanto comenzaremos pronto el cuidado de nuestros frutales, las viñas etc., para que en el verano tengamos los frutos de siempre, si bien es verdad que la falta de lluvias está mermando sus rendimientos, ¡hasta pronto!. Donacio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here