LA QUIEBRA DEL YO, por MªElena Moreno

0
126

Vamos camino de la quiebra del yo, cuando no conservamos nuestros recuerdos, borramos la memoria de nuestras raíces y dejamos de mimar a la familia. Luego viene el respeto por nuestra sociedad, algo completamente indispensable, que debe abarcar nuestra predisposición diaria y que se refleja en todo lo que hacemos, sin ésto, sólo somos una caricatura de nosotros mismos.

Es similar a la quiebra del yo: La ausencia de afecto, de coherencia, de educación y de felicidad. Cuando todo esto se pierde entramos en el campo magnético de los machangos.

Somos machangos cuando vivimos para la fachada. Trajitos, accesorios, pertenencias y titulaciones, son adornos. Pero si nos ocupan todo el tiempo y nos impiden pensar, querer, además de actuar con humildad y amor, ya nos pilló la cátedra de los «Sarandajos»; sinónimo éste de hierbajo ridículo carente de toda profundidad.

¡Líbreme Dios de caer en esta cruzada! Que me ayude Él a ganar autenticidad, a ser natural, libre de todo artificio, que me lleve hacia la bondad y la justicia de pensamiento, al orden de prioridades y valores, en suma que no termine en el vertedero oscuro donde se aparcan las almas sin identidad…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here