DAVID CABRERA DE LEÓN Opinión

0
77

 El Faro de Orchilla fue testigo, y lo sigue siendo de la historia de El Hierro, marcada siempre  por la emigración de nuestra gente y la añoranza del herreño y del anhelado regreso a su terruño, siempre luchando por su isla independientemente del lugar del mundo, donde los “tumbos”  de la vida lo hayan situado.
>
> Aunque hoy el hecho insular y por tanto el insularismo esté etiquetado por cierta clase social y política como algo negativo, lo cierto es que es incomprensible pretender que Canarias sea algo distinto a la realidad innegable de su idiosincrasia y carácter insular, porque somos Islas y después Canarias, Islas Canarias.
>
> La Isla es lo primero, lo más cercano y es lo que marca nuestra realidad física, aquella que nos impregna un estilo de vida propio que ha ido construyendo al isleño para considerarse como no puede ser de otra manera, de su tierra que es Canarias.
>
> Ser y residir en una de una isla no capitalina no es lo mismo que vivir en Madrid, Gran Canaria o en Tenerife, porque aún persisten desequilibrios en servicios básicos y esenciales, que cada diam los que tenemos responsabilidades debemos tratar de gestionar y buscar soluciones para mejorar las condiciones de vida de nuestra gente.
>
> La rivalidad interinsular de las dos islas capitalinas, ha supuesto sin duda  una desventaja para el resto de los canarios,  que hemos visto como la mayoría de los recursos  se los han repartido entre islas centrales a su antojo.
>
> El camino para intentar revertir esta tendencia, es un insularismo auténtico, frente a cualquier intento de sumisión externa y construcción de una Canarias a distintas velocidades.
>
> Se requiere un alzamiento y una rebelión estructurada, para cambiar la manera que algunos practican para “dominar” a otros canarios.
>
> Bajo el pretexto de una ideología nacional canaria,  pretenden tener cuotas de poder siempre mayoritarias en todos los ámbitos y estamentos para las “islas capitales”  intentando dejar en un tercer plano a los herreños, gomeros, palmeros, majoreros, conejeros y graciocer@S
>
> Por ello, abogo por trabajar por Canarias con proyectos insulares, para defender asuntos de interés Autonómico, trabajando siempre contra las desventajas de la “perificidad”.
>
> En nuestras islas debe primar la política insularista, la del pueblo, la vecinal,…donde quepan absolutamente todas las ideologías existentes en esta isla, luchando por un mismo y único objetivo, la fuerza insular.
>
> David Cabrera de León.
> Portavoz de la Agrupación Electores por El Hierro.

ResponderReenviar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here