AMANECEMOS CON LOS REYES, por María Elena Moreno.

0
93

Los Reyes Magos le han traído a la isla de El Hierro un vientecillo fertilizador y unas gotitas de lluvia vivificante. Pero a cada uno por individual, los Reyes nos han dejado el privilegio de estar vivos y lo mejor, gozar de nuestras conciencias en paz y llenos de amor por nuestros seres queridos. El que no tiene amigos, goza de la familia, el que casi no tiene familia, tiene prójimo a quien favorecer, el que necesita compañía y no la tiene, posee simpáticas mascotas. Pero si queremos, podemos verter nuestro cariño ilimitadamente. Cada uno de nuestros sentidos puede gozar del mundo creado. Los ojos ven la luz y sus matices, el oído escucha la música a sabiendas, que toda ella proviene del Cielo. Sabores y aromas nos alegran la vida y satisfacen nuestra sensualidad. La vida es un regalo para los agradecidos, y como la vida en el Universo es de por sí un milagro, lo vivimos como una realidad. El niño nació, el año viejo se fue y los Reyes Magos de Oriente han culminado su trabajo. He recibido muchos mensajes hablando de la nueva oportunidad para empezar otra vez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here