La Herreña más universal, por Donacio Cejas

0
79

CRÓNICAS PRETÉRITAS

Por Donacio Cejas Padrón

Da. María Mérida, La Señora de La Canción Canaria, La Herreña más Universal, ya está ocupando su silla en Las Alturas del Cielo.

En días pasados fallecía en Tenerife nuestra querida María Mérida, ya estábamos tan acostumbrados a su presencia en tantos y tantos escenarios y lugares, que habíamos llegado a pensar que nunca nos faltaría, pero cumpliéndose la ley natural, también Ella un día fue llamada Por Dios , y el año 2,022 casi podíamos decir que nació huérfano de Da. María Mérida.

Allá por los primeros años de la década de los cincuenta, había en casa de mi tía Ángela en Belgara , una gramola – tocadiscos- funcionaba a cuerda con una manivela, y allí tuve yo la primera oportunidad de oir discos musicales, entre ellos, seguramente el primero, y entre las carátulas de aquellos enormes discos había uno que llamaba mucho la atención, presentaba a una joven morena y muy guapa, vestida con el traje típico de El Hierro, llamada Maria Mérida, y me decía mi tía Ángela, que era herreña de La Villa, pero que vivía en Madrid por que trabajaba en La Radio, cantando para Radio Nacional de España, especialmente para Ámerica, donde miles de emigrantes la seguían.

Un poco después ya hubo más equipos musicales, y sus canciones eran muy escuchadas, lo mismo que las de Los Huaracheros que también estaban de moda entonces, y que se fueron haciendo sus voces muy familiares.

Pero fue en La Bajada de La Virgen del año 1,965 cuando la mayoría de los herreños tuvimos la oportunidad de ver personalmente a María Mérida, pues vino especialmente invitada desde Madrid por El Cabildo de El Hierro, dirigido entonces por D. Matías Castañeda, al que le unían lazos de amistad, pues su padre D. Ricardo, durante su tiempo de emigrante en Cuba había trabajado en las empresas de los hermanos Castañeda en Matanzas. Pero es que además Da. María Mérida había hecho una gira musical por Cuba en 1,952, y allí fue atendida por los hermanos Castañeda y sus esposas, y demás amigos y paisanos, pues prepararon las instalaciones de La Casa Canaria de La Habana para la actuación de Da. María Mérida.

En 1,965, tuvimos oportunidad de oírla cantar en su tierra, en su Valverde adorado, y ya después sus frecuentes y constantes viajes por las islas, y muy especialmente por la nuestra de El Hierro, nos ha brindado múltiples oportunidades para hablar con ella, y oírle contar como fueron sus

inicios en el plano musical, acompañada por la guitarra de su padre, sentada en el muro por fuera de su casa en El Charquete, en Valverde.

Se nos ha ido una gran dama, una herreña ejemplar, una voz única que durante decenas de años paseó la música de Canarias por escenarios de varios países, y se ha marchado también una mujer virtuosa, madre de seis hijos y muchos nietos, que tuvo la suerte de alegrar la vida a miles de emigrantes alejados de la patria, y por todas esas cosas y otras muchas más todas buenas, la recordaremos con gran amor y cariño.

Su deseo fue descansar para siempre en la tierra que le vio nacer, muy cerquita de su casa de nacimiento, en Los Llanos de San Juan, y allí la tendremos acompañando a muchísimos conocidos y vecinos, para todos los tiempos, es decir Da. María Mérida quedó entre nosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here