DIAS PARA MORIR por María Elena Moreno

0
77

No quiero ponerme trágica, pero hay días en que se suman unos factores tétricos, como la bajada de temperatura, el viento gélido y los gérmenes que cabalgan sobre el polvillo atmosférico. Viene, y se añade a la tristeza y el sistema inmunológico se va apagando. Hacen falta las vitaminas, la risa, el calor humano, la ilusión; entonces se puede revertir este cúmulo de negatividades.

En este momento donde ataca la angustia y la tristeza, nuestra mente juega un papel primordial, una psicología positiva que nos levanta y vamos en busca de los flotadores del alma que encontramos en medio de la tempestad. La mano de Dios se manifiesta porque notas que te ayudas a ti mismo/a y que comienzas a ascender con las calorías de la buena actitud. Entras en calor, ayudas al que está caido y continúas subiendo los escalones de la línea trazada, porque no ha llegado tu momento. No has sido llamado a las tinieblas, que por otra parte son el comienzo de una vida más espiritual que conlleva a ver de nuevo la luz. Pero como decía, tú y yo, que tenemos planes y la certeza de querer concluir la vocación apasionada hacia el objetivo, te envuelves en la alegría de vivir.

El año 2022, ha tenido un comienzo renovador, se está llevando por delante el miasma que estaba paralizado y que caía en medio del tornado que desintegra todos los residuos, se establece la limpieza y la oportunidad de que subsistan los fuertes, los fuertes de espíritu, los mensajeros del amor hacia todo lo creado. Hay un tiempo para morir y otro para vivir. La señal es el calor, la potencia y la resolución. Somos de estos últimos. ¡Que tengas un día feliz y provechoso!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here