LA GUERRA DE UCRANIA

0
223

CRÓNICAS PRETÉRITAS

Por Donacio Cejas Padrón

AÑOS 2,021 y 2,022 MACADOS POR LA FATALIDAD

El pasado año y el que estamos viviendo, serán recordados, entre otras cosas, por ciertos sucesos nada afortunados, como la Pandemia, el Volcán de La Palma, y ahora la Guerra de Ucrania, que está retrocediendo a la humanidad a épocas que ya se consideraban superadas, y que ha venido a demostrar cómo los seres humanos no han aprendido suficientemente el arte de la convivencia en paz y armonía.

Ya la Pandemia, ha sido en parte vencida con las vacunas y tratamientos que la ciencia ha puesto a disposición de la humanidad, y aunque según los expertos, no se debe bajar la guardia, cierto es que sus efectos son cada día menos graves y dominables, pues atendiendo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, va siendo posible convivir con la enfermedad.

El Volcán de La Palma, es un fenómeno natural contra el cual no hay alternativa sino defenderse de la tragedia con los medios de que la sociedad dispone, y La Palma y los palmeros ya tienen experiencia de fenómenos anteriores, los últimos de 1,949 y 1,971,

que si bien produjeron daños y alteraciones en la isla, se pudo remontar la situación y poco a poco se logró la normalidad. Por el contrario ahora el fenómeno volcánico ha sido de una intensidad muy superior, destruyendo gran cantidad de viviendas, carreteras, fincas, colegios y edificaciones simbólicas, y ha puesto a prueba el coraje y la valentía de las gentes de La Palma, su solidaridad y deseos de superación, al mismo tiempo que las instituciones oficiales, han tenido que ponerse manos a la obra, para todas juntas y en coordinación, ofrecer a los afectados, todos los medios de que se dispone para restituir en lo posible las infraestructuras dañadas, y hacer que nadie tenga que emigrar de su tierra para volver a disponer de lo necesario, para vivir en normalidad. Estos días hemos vistos aterrizar en la isla a las primeras autoridades nacionales, regionales e insulares, encabezadas por nuestros Reyes, y todos ellos empeñados en ayudar en cuanto sea necesario a todos los habitantes de la La Palma.

Quiera Dios que de sus actuaciones se consigan las metas propuestas

Respecto a La Guerra de Ucrania, muy poco se puede decir, sino sentirnos asombrados y horrorizados por tanta crueldad, por tanto dolor, como causa del fanatismo incontrolado de unos dirigentes, que han decidido iniciar una guerra que no se sabe cuantas vidas humanas ha de costar y cuanta destrucción de bienes. Se había llegado a pensar que después de las dos grandes guerras mundiales del pasado siglo, la humanidad había aprendido la lección y que nunca más se volverían a repetir aquellas escenas, pero lamentablemente no ha sido asi, y estamos asistiendo a estampas y tragedias que tienen a toda Europa y a El Mundo en estado de alerta. Quiera Dios que pronto esta situación termine, por el bien de tantas familias que están convirtiéndose sin haberlo esperado en refugiados fuera de su patria.

Compartir
Artículo anteriorJUEGOS TRADICIONALES
Artículo siguienteDAVID CABRERA, INFORMA:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here