Electra y sus caras, por María Elena Moreno

0
148
fotografo profesional en el hierro, dedicado a la fotografía de producto, inmobiliaria.

He conocido muchas Electras, el caso, es que cuando un padre fija su atención y cuidados en demasía hacia su hija, se suele contemplar la estampa de la solterona que le pela la manzana al papá, hasta que éste fallece. Ningún hombre valía la pena para ella. La pobre, no encontró nadie que sustituyera a su progenitor. Pero hay una Electra que se siente protegida, apoyada y termina admirando y queriendo mucho a ese hombre que le ha dado toda la formación, la educación que posee y el amor incondicional y el cariño recibido.. Esa Electra desparpajada, tiene mucha suerte, pues buscará un hombre de valía parecido a su padre y la mayoría de las veces acertará.

Pero la contraElectra que odia a su padre, por celos o por detectar en él ciertos defectos afectivos hacia ella, es la rebelde que despistada tardará mucho en elegir, e incluso puede que se equivoque. Electra de papá valioso, suele ser una mujer de éxito, como ningún hombre es mejor que su padre, no se dejará gobernar por ninguno y su autoestima la convertirá en una mujer muy brillante. No admitirá fallos graves en supareja y casi seguro que cuando no sea bien mimada, rompa su matrimonio.

Las electras son mujeres muy interesantes, y las mujeres sin padre como referente, si son maduras e inteligentes podrán triunfar, pero si salen de un hogar desestructurado con falta de apoyo y de cariño, podrán caer en narcisismos y traumas dificilmente superables. Tratarán de ir de unas manos a otras y harán lo correcto si conocen a fondo al sexo contrario, para poder elegir libremente y con naturalidad. Eso recomienda el psicólogo. No digamos nada de las mujeres que en su primera relación, sienten repugnancia, y una mala experiencia seguida de otra y otra. Se convertirán en mujeres inseguras y manipuladoras, sin o con sexo definido, pero tendrán que echar mano de su buena génetica para superar esas malas experiencias, los traumas se suelen curar con la realización, la buena elección de pareja o el esfuerzo personal. Siempre hay segundas oportunidades.

De todas maneras, he conocido Electras a las que he tenido mucho gusto de conocer. La mujer cuando carece de lealtad y no se adapta a la vida, la culpa suele ser más bien de la falta de buena educación. Basta sólo un progenitor amoroso, ya sea madre, padre, hermana, abuela o tía para que las agradecidas muchachas se críen aptas para integrarse de lleno en la familia y la sociedad.

Compartir
Artículo anterioringresada ayuda a ganaderos
Artículo siguienteEL CARIBE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here