RECUERDOS SESGADOS Y VIVACES, por Mª Dolores Acosta Armas

0
176

Mis agradecimientos a este periódico digital, que satisface mi deseo de publicar mis humildes reflexiones. Creo que lo hago de forma elegante y «el que se pica es porque ajos come». Mi primera aparición en este medio fue «amores imprecisos» y he obtenido ciertas respuestas, por lo tanto paso página y me centro única y exclusivamente en mi persona y en mi próximo proyecto, en busca de la libertad perdida, la cual, en sentido figurado significa que no he estado trabajando en mi verdadera vocación, por ello creo que ha llegado mi momento, después de tantas cicatrices y remiendos. Intentaré no extenderme demasiado, pues la historia de mi vida, si la escribiese con detenimiento, podría ser un Best Seller internacional, y para eso si es verdad que no ha llegado el momento, entiendo que mi realización total está por llegar. Todo a su debido tiempo.

Me dedico, con interrupciones por el camino, hasta hace muy poco, a la fabricación de los mojos típicos de la isla de El Hierro, marcando la diferencia en la mejor elección de la materia prima, mi vocación: jugar con los aceites extravírgenes, siempre de oliva y buenas especias, como el pimentón dulce «capricho especial» siendo el que lo distribuye TERENCIO SUPERMERCADOS y cuya procedencia es de Jaen.

Les daría mis recetas, pero por motivos obvios, quiero tener la exclusividad. Es esta una actividad que me mantiene viva y ocupada.

Mi Ángel, que ya descansa en el cielo, y que siento me guía desde allí, era el único conocedor de mis recetas. El estaba preparado intelectualmente para iniciar dos carreras que le atraían profundamente, una era Administración y gestión de empresas y la otra era ser traductor e intérprete, puesto que era genial aprendiendo idiomas.

Tengo gran admiración y agradecimiento al Alcalde de La Frontera Don Pedro Miguel Acosta pariente de mi padre, el cual murió en extrañas circuntancias, algo que me hubiera gustado investigar, pues la vida es desconcertante en tanto en lo que concierne al dinero y su poder.

Respetando las siglas plíticas que representa Don Miguel, mi padre me enseñó a creer en el valor de las personas, y como él, me ha tratado de manera amable y exquisita, como creo que lo hace siempre que puede, y en este caso ha puesto mucha atención cuando le he explicado mi proyecto, y lejos de desanimarme, me ha señalado las puertas para conseguirlo, lo demás vendrá según mi ingenio, ganas y sacrificio.

En el camino hacia mi evolución personal, no me importan las cicatrices labradas en mi piel, son hermosas ya que cada una de ellas, representa etapas y circunstancias de mi vida que por bien o para mal, ha sido lo que me ha tocado vivir.

A los 27 años de edad, era mi padre mi propio jefe, Terencio Miguel Acosta Armas, y me apoyaba con esta iniciativa ambiciosa, y a su manera me animaba lo mejor que sabía hacerlo. Fué en el sur de nuestra isla, concretamente en el turístico pueblo de pescadores, La Restinga, allí di mis primeros pasos.

Conocí a dos personas que han marcado un antes y un después en mi vida, un pintor llamado Nicolás que era de Guadalajara, el cual consiguió que yo me apasionara por la música clásica, en concreto la de Wolfgang Amadeus Mozart y una gran señora alemana que sobrevivió a la seguda guerra mundial, superando una grave enfermedad, trabajaba como secretaria para la casa Philips,

Me formé después de mis estudios de FP de técnico especialista en un curso de emprendedores cuya duración fue de 500 horas, y de la mano de esta escuela en Madrid, recibí una invitación para ir a la Feria de Juan Carlos I en 1997. Fué todo un éxito, pero me faltó saber gestionar esta actividad,

Ahora parece ser que la vida me brinda una segunda oportunidad, la cual deseo aprovechar, cuento con tener suerte en este largo recorrido, que como bien dice Serrat se trata de «hacer camino al andar».

Me gusta analizar el presente y poner mi grano de arena para cambiar la historia de las mujeres, pues estamos en pleno siglo XXI y soy consciente que siempre y todavía se le permite a los hombres total desparpajo y liberalidad, sin embargo las mujeres que se comportan sin prejuicios, son calificadas injustamente.

Conozco lo que significa la amistad como por ejmplo la experiencia que tuve con una persona sutil y tremendamente elegante. Corría el año 1.977 y él era de procedencia china, se llamaba Javier, el cual colaboraba en medios de comunicación, educadísimo, pensé que era el típco caballero que sabe tratar al género femenino. Gracias a él conocí Madrid en vivo y en directo. Me dió ejemplo de vida pues hizo la carrera de abogado desde el sacrificio y la austeridad aún siendo de familia adinerada.

Gracias a los que han empezado a leerme y a seguirme, lo hago bajo la luz de una habitación contigua a la mía. En ella puedo olvidar ciertos malos recuerdos.

En otras ocasiones iré relatando mis experiencias, por si a alguien les pueda servir de algo sus moralejas.

Espero que soliciten mis mojos y sus variedades.

Compartir
Artículo anteriorEXPOSICIÓN ITINERANTE
Artículo siguienteAIDA BALLMAN IMPARTIÓ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here