DAVID CABRERA, ABOGA:

0
85

DAVID CABRERA ABOGA POR IMPLEMENTAR UN DESCUENTO DE HASTA EL 20% EN LA TARIFA DE LA LUZ DE TODAS LAS VIVIENDAS DE LOS RESIDENTES HERREÑOS CON CARGO A LOS DIVIDENDOS ANUALES DE GORONA DEL VIENTO.

La factura de luz se ha disparatado. En el pasado mes de marzo la media de la factura de la luz se situó en los 143 €, en agosto bajo a 130 €, y en septiembre a 110 €. Pero esta tendencia no es tal. Recordemos que hace apenas dos años, en el 2020, la media de la factura de la luz estaba en 56,28 €. Es decir, estamos pagando el doble. También los herreños.

Pero es un hecho que no vale lo mismo un euro en Tenerife o en Las Palmas que en El Hierro. A los herreños, cada euro nos cuesta mucho más. Porque, hasta la fecha, todo nos ha costado, y nos cuesta, el doble que en las islas capitalinas. La luz no es una excepción.

Hace tiempo que vengo reclamando una propuesta conjunta de todos los partidos políticos respecto a las necesidades básicas de los herreños. Una propuesta de la que los partidos canarios de ámbito nacional no han querido, ni quieren saber, a pesar de lo que ello supondría de beneficio para los herreños. Una y otra vez, siguen las directrices del partido nacional o autonómico, al que El Hierro, y sus escasos habitantes, les importamos en términos cuantitativos, poco o nada.

El Hierro requiere de un ámbito especifico de regulación, la articulación de una serie de medidas que posibiliten, que reduzcan el enorme coste de vida que supone habitar nuestra isla.

Hasta la fecha los herreños hemos venido compensando ese diferencial negativo con esa solución heredada de nuestros antepasados que ha sido apretarse el cinturón, o, mejor dicho, en no desapretarse el cinturón. Así llevamos años de precariedad muchas familias. Para poder pagar la factura de la luz, para pagar los transportes de mercancías, para pagar la cesta de la compra, procuramos encender mucho menos la luz, hacemos uso del autotransporte, y, por ejemplo, plantamos papas… ¡Pero, ya esta bien!

Es hora que, desde las instituciones, los políticos insulares impulsemos medidas auténticamente compensatorias.

Una de ellas, sin duda, es reducir la factura de la luz. Hay, para ello, en nuestra isla, dos caminos complementarios.

Uno, es aplicar parte de los dividendos anuales de Gorona del Viento a subvencionar hasta un 20% la factura eléctrica de los hogares y empresas.

Dos, llevando al parlamento de Canarias una propuesta de medidas estructurales que reconozcan al fin, sin paliativos, nuestra triple insularidad y el enorme coste que supone para los habitantes vivir la isla y en la isla. En este caso de la luz, un bono eléctrico para El Hierro que refleje nuestra “ultraperiferieterritorialidad».

Con ello, se conseguiría reducir hasta un 50% la factura media de la luz en la Isla. Y ello supondría a los hogares una reducción de la carga económica que soportamos mes a mes.

En el caso de Gorona del Viento, sus dividendos correspondientes al ejercicio 2021 ascendieron a 3,5 millones de euros. De los mismos, 2,3 millones de euros han sido para el Cabildo de El Hierro, como socio mayoritario de la empresa y propietario del casi 66% de las acciones, mientras que el 34% restante se reparte entre el Gobierno de Canarias, con el 3,23% de las acciones, el Instituto Tecnológico de Canarias, poseedor del 7,74%, y Endesa, con el 23,21%.

El Cabildo ha venido empleando estos dividendos en ayudas a la instalación de autoconsumo, adquisición de vehículos eléctricos y puntos de recarga, etc.

Algo que está bien, pero que no es igualitario entre todos los herreños, pues es una mayoría la que no puede acudir a las instalaciones de autoconsumo, no digamos a la adquisición de vehículos eléctricos y puntos de recarga.

En la Isla de El Hierro debemos empezar por impulsar una «solidaridad real”, que permita que todos los herreños se beneficien, directa y claramente, de al menos una parte de los beneficios que Gorona del Viento genera.

Si bien Gorona del Viento no tiene potestad para modificar el precio de la electricidad, pues a todos los españoles se les tarifica de la misma forma, es hora de instar desde el Cabildo Insular una modificación legal que permita la aplicación de hasta ese 20% de descuento en las viviendas permanentes de los residentes herreños que tengan contratada una potencia igual o inferior a 10 KW, y hacerlo con cargo a sus dividendos anuales.

Así las cosas, la Central Hidroeólica es claro que tiene que hacer frente a la inversión necesaria para aumentar considerablemente su producción, complementándose con otras fuentes de energía renovables como es la solar y la eólica, pero también que debe compaginar este objetivo fundamental con contribuir directamente a la reducción del coste de vida insular.

Es una medida que, incluso, se puede poner en marcha desde el momento en que en el Cabildo Insular se promueva un bono social de subvención y compensación eléctrica por residencia, previa presentación anual de las facturas efectivamente abonadas, como ya hemos hecho y lo seguiremos haciendo con todas las familias de la isla del sector primario de El Hierro, abonándoles todas las cuotas de la seguridad social una vez pagadas por los herreños.

Es posible mejorar las cosas, es posible pensar en soluciones que igual no son perfectas pero que mejoran las actuales, es una cuestión de solidaridad social.

Todo ello mientras no dejamos de luchar porque esas medidas se recojan estructuralmente para que sean permanentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here