A CASA POR NAVIDAD

0
71

CRÓNICAS PRETÉRITAS

Por Donacio Cejas Padrón

A CASA POR NAVIDAD

Una conocida marca de turrones y dulces navideños se publicita desde hace bastantes años con esa linda frase A CASA POR NAVIDAD, que tiene gran significado social y familiar; pareciera que quiere hacer un llamado a cuantos viven lejos de su tierra y de su familia por distintos motivos, para que, de ser posible hagan un alto en el camino y encaminen sus pasos junto a sus padres, hermanos o demás familiares.

Quienes hemos soportado el duro trance de la emigración, es posible que podamos entender con más profundidad lo que significa pasar Las Navidades lejos de la patria y la familia junto a la cual crecimos, si bien es verdad también que el ser humano tiene unos recursos mentales y espirituales en lo más hondo de su corazón, que de alguna manera le permiten integrarse en el medio a donde ha sido aventado por el destino, y junto a los nuevos vecinos, amigos y conocidos, disfrutar también de las Fiestas Navideñas, aunque claro está sin olvidar a la añorada y lejana patria.

Los Centros Sociales con inspiración hispana o canaria, y que han sido creados en toda América por los emigrantes, han servido de lugar de encuentro y reunión de las diversas colonias, que como en Venezuela, se han ido asentando por distintos lugares del mundo. Particularmente en Venezuela, que es lo que más conozco, existieron y existen a lo largo de toda su basta geografía, muchos centros españoles, canarios, gallegos, asturianos, extremeños, catalanes etc. además de portugueses e italianos, que figuran entre los mejores de las ciudades donde funcionan, han servido para el engrandecimiento de las ciudades donde se han creado, además que han sido siempre muy cuidados y protegidos por las autoridades venezolanas que en muchos casos han donado los terrenos para su construcción, así sucedió en Ciudad Guayana donde el Concejo Municipal del Distrito Caroní ( Ayuntamiento) donó a la colonia canaria residente allí, una parcela de trece mil metros cuadrados donde se construyó La Asociación Canario-Venezolana de Ciudad Guayana, donde tan buenos momentos vivimos allí los canarios, y de la que también formaron parte bastantes amigos venezolanos, que vieron en nosotros una aportación positiva a la ciudad.

Siempre he tenido el deseo de volver a pasar La Nochebuena en mi pueblo de Frontera, algo que no ocurre desde 1,959, y gracias a Dios, este año se va a cumplir mi añorado deseo, y volveré junto a parte de mi familia, a estar presente en La Misa de Pascua. Vendrá mi hijo Donacio, emigrante en Londres, y también le hace ilusión pasar esas fechas tan entrañables en nuestro querido pueblo de Frontera .

Quiera Dios que podamos disfrutar de unas Fiestas con salud y tranquilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here